•   Teipéi, Taiwán  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las frecuentes maniobras militares chinas cerca de Taiwán suponen una "enorme amenaza" a la seguridad de la isla, considera el Informe Anual publicado hoy por el Ministerio de Defensa taiwanés.

Militares isleños aseguraron esta semana que China había realizado al menos 20 ejercicios con aviones militares en las cercanías de Taiwán y Japón, de las que diez ocurrieron después del XIX Congreso del Partido Comunista Chino, en octubre.

La creciente frecuencia de estas maniobras chinas han creado "una enorme amenaza a la seguridad en el estrecho de Taiwán", aseguró en el informe el ministro de Defensa isleño, Feng Shih-kuan.

La presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, empleó palabras similares el viernes pasado, al señalar que la creciente frecuencia de los ejercicios aéreos chinos y sus efectos negativos sobre "la estabilidad regional".

En el Informe Anual de Defensa se reitera la determinación taiwanesa de defender la isla de cualquier tipo de ataque chino, ante la creciente amenaza de Pekín, tras la toma de posesión de Tsai, del independentista Partido Demócrata Progresista (PDP), en mayo de 2016.

La semana pasada, China realizó maniobras militares con aviones cerca de Taiwán, durante tres días consecutivos, y tras ellas el Ministerio de Defensa de Taiwán anunció que ya no ofrecería información sobre ese tipo de acciones chinas, a menos que hubiese un motivo especial.

Ante el creciente poderío militar chino y la intensificación de su intimidación militar, la isla ha adoptado una estrategia de "múltiple disuasión" y "guerra asimétrica".

"Taiwán no puede competir ni con el presupuesto militar chino ni con su desarrollo armamentista", indica el informe, que menciona la existencia de más de dos millones de militares en China, mientras que en la isla son unos 210.000.

Para Taiwán, el apoyo estadounidense es clave para disuadir a China, aunque también está desarrollando armamentos propios y un equipo de guerra cibernética con unos mil efectivos, según los militares taiwaneses.

Expertos en Taiwán están muy divididos sobre el peligro real de un ataque chino y mientras que unos pocos, como Antonio Hsiang, profesor del Instituto Latinoamericano en la Universidad de Tecnología Chihlee, lo consideran factible, la mayoría lo tacha de contraproducente para Pekín.

China considera a Taiwán parte de su territorio y ha amenazado a la isla con un ataque militar si declara formalmente su independencia.

Taiwán, por su parte, se declara un país soberano e independiente bajo el nombre oficial de "República de China (Taiwán)" y afirma que no necesita declarar su independencia porque ya es independiente y Pekín nunca ha tenido jurisdicción efectiva sobre la isla.