•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Argentina recuerda hoy a través de distintos actos a las 194 víctimas mortales de la tragedia de la discoteca Cromañón, ocasionada por un incendio en un local plagado de irregularidades, y de la que se cumplen trece años.

A las puertas de la sala de fiestas República Cromañón, situada en el centro de Buenos Aires, en el "santuario" que construyeron los familiares y amigos de los fallecidos y los más de 1.400 heridos, comenzarán a concentrarse desde la tarde los supervivientes y sus seres queridos.

"Los jóvenes pintan remeras, bailan murgas, dibujan murales...", contó a Efe Nilda Gómez, madre de una de las víctimas de aquella noche de 2004 llena de dolor, aunque explicó que, después de que la justicia terminase de condenar el año pasado a los responsables, el principal objetivo del encuentro ya es el recuerdo.

Más tarde, se oficiará en la catedral de la capital, en la histórica Plaza de Mayo, una misa en homenaje a quienes perdieron la vida; y se hará una entrega de premios a varios periodistas, ya que, como reconoció Nilda Gómez, "sin los medios hubiera sido muy difícil pelearle a la impunidad".

Como epílogo de la jornada de recuerdo, se colocarán en la entrada de la discoteca 194 velas, y se soltarán globos mientras se leen los nombres de cada uno de los jóvenes.

Los actos que se repiten cada año en memoria de las víctimas no tendrán lugar exclusivamente en la capital argentina, pues varias localidades próximas, de donde provenían algunos de los fallecidos, tendrán sus propios eventos conmemorativos.

"Lo que hizo esa noche fue desnudar una ciudad que tenía todo atado con alambres y en la que el peligro estaba a la vuelta de cada lugar", relató Nilda Gómez, que preside la asociación Familias por la Vida, y añadió que la tragedia "puso a la vista la corrupción, la codicia y la indefensión total de las víctimas".

En la sala Cromañón, preparada para poco más de 1.000 personas, se encontraban más de 4.500 en el momento del incendio, originado por fuego de pirotecnia y que rápidamente prendió en un espacio lleno de materiales inflamables, en el que además los jóvenes se encontraron las puertas de emergencia bloqueadas cuando trataron de huir del humo y las llamas.

Familias por la Vida trabaja desde años por los derechos de los jóvenes, "para que todos puedan salir a divertirse y puedan volver a casa, porque algo en común tenían los chicos de Cromañón: todos tenían una familia que los esperaba".

La asociación está formada pro los familiares de las víctimas de Cromañón y otras tragedias similares, y trata de concienciar, especialmente a los jóvenes, de la importancia de la seguridad en el ocio, a través de campañas en las escuelas o el "Rockiem" por los fallecidos que organizarán el próximo 30 de marzo.

Gómez explicó que eligieron esta fecha como "día de reflexión" porque fue el primer 30 en el que, cuando tras el parón de verano los alumnos volvieron a las aulas, se dieron cuenta de cuántos compañeros faltaban.

El incidente de Cromañón tuvo una enorme repercusión en la sociedad argentina, con condenas de cárcel para funcionarios, los dueños del local y los músicos que actuaban aquella noche, la clausura de varios espacios que no cumplían la normativa y el reforzamiento de las medidas de seguridad de este tipo de eventos.

Los efectos de la catástrofe se siguieron sintiendo a lo largo del tiempo, y 17 personas que estuvieron presentes aquella noche murieron posteriormente, la mayoría por suicidio o sobredosis, unas historias que sus seres queridos recuerdan en cada conmemoración.