•   El Cairo, Egipto  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las fuerzas de seguridad egipcias han matado a tres supuestos miembros del grupo terrorista Movimiento Brazos de Egipto-Hasm (Determinación), al que las autoridades vinculan a los depuestos Hermanos Musulmanes, y han detenido a otros diez, informó hoy el Ministerio de Interior.

En un comunicado, el departamento detalló que los tres terroristas murieron en un tiroteo que se produjo durante una redada de la policía, que llegó al "escondite" de los sospechosos en una granja ubicada en la carretera entre las localidades de Al Kuraimat y Atfih, en la provincia de Guiza, próxima a la capital.

Según la nota, los tres eran "líderes destacados" de Hasm que se encargaban de "supervisar la fabricación de explosivos y la ejecución de operaciones terroristas".

En la granja, donde fabricaban bombas, los agentes requisaron tres fusiles automáticos, dos artefactos explosivos y municiones. Por otro lado, diez supuestos miembros de Hasm fueron detenidos en dos redadas en las provincias de Al Qaliubiya y Al Fayum, ubicadas al norte y al sur de El Cairo, respectivamente.

Los diez detenidos tenían tres fusiles automáticos, cinco cartuchos, nueve artefactos explosivos, unos prismáticos y documentos del grupo, detalló Interior.

Asimismo, según el departamento, Hasm estaba planeando "una serie de operaciones hostiles contra instalaciones turísticas, vitales y contra las fuerzas de seguridad, coincidiendo con las celebraciones de la Navidad" copta, el próximo 7 de enero.

La nota describió a Hasm como "uno de los brazos armados de los Hermanos Musulmanes", grupo que gobernó Egipto entre 2012 y 2013 y que fue apartado del poder en un golpe de Estado militar en julio de ese año, y declarado terrorista en 2014.

Hasm se dio a conocer en 2016 y ha reivindicado varios ataques, como el intento de asesinato del ayudante del fiscal general egipcio, Zakaria Abdelaziz, y el del antiguo muftí de Egipto, máxima autoridad religiosa musulmana del país, Ali Gomaa.