•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades arrestaron hoy a dos hombres y los acusaron como responsables de los asesinatos de dos mujeres y dos niños cuyos cuerpos fueron hallados este martes en una vivienda en la localidad de Troy, en el norte del estado de Nueva York.

Justin Mann, de 24 años, y James White, de 38, ambos de la cercana Schenectady, fueron detenidos el sábado de madrugada y cada uno fue acusado de un cargo de asesinato en primer grado y de cuatro cargos de asesinato en segundo grado, dijo el jefe policial de Troy, John Tedesco, en rueda de prensa.

Las cuatro víctimas fueron identificadas el miércoles como Shanta Myers, de 36 años, su hija Shanise, de 5, y su hijo Jeremiah, de 11, así como la pareja de Shanta, Brandi Mells, de 22 años.

Según información aportada en la corte y recogida por el diario Times Union, los hechos ocurrieron el jueves 21 de diciembre aunque los cuerpos, que estaban en el sótano, no fueron hallados hasta que el responsable de la vivienda hizo una visita el día después de Navidad.

Tedesco, acompañado del fiscal del distrito del condado de Rensselaer, Joel Abelove, explicó que los sospechosos fueron detenidos sin ningún incidente y que uno de ellos conocía a una de las víctimas, pero no ofreció más detalles al respecto.

De acuerdo a las autoridades, los detenidos tienen un historial criminal y Mann estaba en libertad condicional. Tedesco indicó que todavía no se conoce el motivo del crimen ni cómo Mann y White se conocieron, pero expresó seguridad en que no habrá más arrestos.

El jefe de la policía señaló esta semana el "salvajismo" de los homicidios y, aunque no especificó cómo perecieron las víctimas, fuentes de la investigación indicaron al Times Union que estaban atadas y las habían degollado.

La policía de Troy, la de Schenectady y otras agencias colaboraron en la investigación y revisaron vídeos de cámaras de seguridad en la localidad donde tuvieron lugar los hechos.

En la escena del crimen, se incautaron de dos cuchillos.

Los detenidos, que se declararon no culpables esta mañana en la corte de Troy, permanecen en una prisión del condado y tienen programada su siguiente audiencia para el 4 de enero.

La hermana de Shanta Myers, Shakera Symes, dijo al canal ABC 7 que la familia tiene el corazón roto por el brutal crimen y que está cuidando del hijo mayor de la víctima, de 15 años, que se encontraba fuera cuando ocurrió el suceso.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus