Secciones
Multimedia

Grupo opositor lamenta que diálogo no haya mejorado la situación de Venezuela

Foto por: ARCHIVO / END

Una de las demandas de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) al Gobierno de Venezuela en el diálogo es la apertura de un canal humanitario que permita la entrada al país de medicinas y alimentos donados por países extranjeros.

Venezuela se enfrenta a una de las peores crisis económicas en su historia.

El diputado del grupo parlamentario opositor 16 de Julio Biagio Pilieri lamentó hoy que el proceso de diálogo que mantienen el Gobierno y el principal grupo parlamentario de la oposición no haya "rendido frutos" hasta el momento, ya que la crisis humanitaria que vive el país sigue golpeando a los venezolanos.

"Que se le explique a los venezolanos cuáles han sido los avances de las reuniones en República Dominicana cuando diariamente mueren menores por hambre y el gobierno se negó a la apertura del canal humanitario", manifestó en un comunicado Pillieri.

Una de las demandas de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) -grupo parlamentario mayoritario, que aglutina a los 4 grandes partidos de oposición- al Gobierno en el diálogo es la apertura de un canal humanitario que permita la entrada al país de medicinas y alimentos donados por países extranjeros y organismos como la ONU.

El Gobierno chavista se ha negado hasta ahora a permitir un canal humanitario, al asegurar que sería una excusa para una invasión militar del país, que sufre desde hace años desabastecimiento de algunos alimentos, medicinas y otros productos básicos y entró en hiperinflación hace semanas.

La Fracción 16 de Julio se desgajó recientemente de la MUD al considerar un error sentarse a negociar con el Gobierno, y está formada por 3 diputados de los partidos del alcalde exiliado de Caracas, Antonio Ledezma, y del movimiento Vente Venezuela de la exparlamentaria María Corina Machado.

El diputado Pilieri recordó que Venezuela termina 2017 en medio de protestas espontáneas en las zonas populares después de que el Gobierno incumpliera su promesa de entregar pernil -un plato tradicional de Navidad- a precio subsidiado a más de 6 millones de familias.

Millones de venezolanos dependen del esquema estatal de distribución de alimentos subsidiados para comer, ante una explosión de los precios que los economistas achacan a la explosión de la base monetaria, la interrupción de la asignación de divisas a tasa de cambio oficial y a la destrucción de la producción.

Los retrasos en la llegada de las bolsas de estos alimentos a precio fijado por el Gobierno y la falta de gas doméstico -cuya distribución fue nacionalizada por el chavismo-, gasolina y otros productos son también motivo de manifestaciones en numerosos puntos de Venezuela.

El legislador de la Fracción 16 de Julio criticó que la gente haya tenido que "volver a los tiempos de antes" y "cocinar los pocos alimentos a leña", además de "moler maíz porque no hay harina", y se quejó de "la desaparición de los más elementales medicamentos".

"Lo que enfrentamos no ha sido fácil y todo indica que día a día se va a ir agudizando", agregó el político, que considera el "socialismo del siglo XXI" implantado por el presidente Hugo Chávez "un modelo económico que claramente ha sido un real fracaso".

El diputado se refirió también a la liberación en la víspera de Nochebuena de más de 40 críticos con el presidente Nicolás Maduro encarcelados, un gesto del chavismo de cara al diálogo que según Pilieri "no se puede agradecer", ya que los excarcelados suponen "menos del 20 % de presos políticos".

"Esos ciudadanos nunca debieron estar privados de libertad, sus casos están viciados por todos lados y además gozan de cautelares", agregó, recordando que siguen pesando restricciones contra los excarcelados.