•   El Cairo, Egipto  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Estados Unidos ha dado luz verde a Israel para que elimine al destacado general iraní Qasem Soleimaní, el jefe de la Fuerza Al Quds de los Guardianes de la Revolución iraní, según informó hoy en su portada el diario kuwaití Al Yarida.

La información del rotativo kuwaití, fechada en Jerusalén y de la que también se ha hecho eco el periódico israelí Haaretz (que califica a Al Yarida de "portavoz israelí") cita a una fuente de alto rango que no especifica.

En este sentido, Al Yarida indica que en los últimos tres años ha habido disputas entre EEUU e Israel sobre Soleimaní, a cuyo cargo están las operaciones exteriores de los Guardianes de la Revolución, el cuerpo de elite de las Fuerzas Armadas iraníes, dotado del mejor armamento y preparación y fuertemente ideologizado, dada su dependencia directa del líder supremo iraní, Alí Jameneí.

La fuente detalló que un alto funcionario del servicio de Inteligencia exterior israelí (Mosad) informó de que hace tres años Israel estuvo muy cerca de eliminar a Soleimaní cerca de Damasco, pero EEUU, que supo del plan, advirtió al líder iraní "de alguna manera", lo que hizo que fracasara esa operación.

Agregó que esto llevó a una fuerte disputa entre los servicios de seguridad e inteligencia israelíes y estadounidenses por este asunto. Asimismo, señaló que ahora hay un consenso estadounidense-israelí sobre la peligrosidad de Soleimaní y su amenaza a los intereses de los dos países de la región, y reveló que Israel está "siguiendo de cerca" al general y que ha estado a punto de acabar con él en más de una ocasión.

Soleimaní, según Al Yarida, es quien lidera los destacamentos iraníes presentes en el Líbano, Siria, Irak y Yemen, y participó además en la guerra entra Irak e Irán (1980-1988) la guerra en Siria y la ofensiva contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Irak.

El pasado 2 de diciembre, el líder supremo de Irán reconoció, en una ceremonia, el rol de Soleimaní en la lucha contra los yihadistas en Siria e Irak y se le condecoró por ser "el mando militar más eficaz" de su país.