•  |
  •  |
  • END

LA PAZ / AFP

Delegados del oficialismo y la oposición acordaron ayer lunes el texto de una nueva Ley Electoral que guíe los comicios de diciembre próximo, tras cinco días de arduas negociaciones, informó el presidente de la Cámara de Diputados, Edmundo Novillo.

“Se ha logrado aprobar en la mesa de consensos un documento que ahora tiene que ser discutido en el Congreso” bicameral, afirmó Novillo, durante una conferencia de prensa, dando a conocer el acuerdo que se discutió desde el jueves, cuando la oposición abandonó las sesiones parlamentarias.

“Tenemos un documento de consenso que vamos a defenderlo en el Congreso”, reforzó por separado el senador opositor, Luis Vásquez, alto dirigente de la derechista Podemos, agrupación que había bloqueado la nueva norma.

La oposición consideraba que el texto original de la ley otorgaba excesivas concesiones al gobierno del presidente Morales, quien aspirará a una reelección.

Tensas discusiones

Horas antes de conocerse la aprobación del anteproyecto de ley, el diputado de Podemos, Fernando Messmer, explicó que “los temas más importantes y neurálgicos del proyecto de ley han sido subsanados, se han encontrado consensos y en este momento se está haciendo una revisión de forma de la redacción”.

Morales estable

Eso fue crucial para la posterior aprobación del proyecto, y, por consiguiente, para que Morales cese una huelga de hambre que inició el jueves pasado.

Mientras, el presidente Morales cumplía el quinto día de huelga de hambre, para que el Congreso apruebe la nueva norma.

Su estado de salud es estable, según el médico y ministro del sector, Ramiro Tapia.

“La situación del presidente es estable, realizamos tres revisiones médicas al día”, informó Tapia, principal responsable de monitorear el estado del gobernante.

Morales mantuvo ayer lunes casi intacta su agenda oficial en la Casa de Gobierno, donde cumple esta medida de presión con la cual se han solidarizado unas 1,600 personas en todo el país.

A primera hora, Morales entregó recursos económicos a la alcaldía de La Paz, y luego se reunió con niños con capacidades especiales, para celebrar el “Día del Niño” boliviano con un desayuno, en el cual --por supuesto-- no comió nada.

Es previsible que el jefe de Estado suspenda la protesta, inmediatamente después de que el Congreso apruebe la nueva Ley Electoral.

El padrón biométrico --huella digital, fotografía y datos personales-- será implementado por primera vez en el país, y regirá los comicios de diciembre próximo, en los que el presidente Morales buscará su reelección.

El sistema electoral boliviano es manual y fue utilizado durante los últimos 15 años.