•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Las pruebas de ADN confirmaron que el cadáver hallado hace dos días en España corresponde a Diana Quer, la joven desaparecida en agosto de 2016, informó este martes la Guardia Civil en rueda de prensa.

"Se ha podido establecer la identidad por ADN de los restos" hallados en el pozo de una nave industrial en el noroeste de España tras la confesión del principal sospechoso, dijo el coronel Francisco Javier Jambrina.

La joven madrileña desapareció la noche del 22 de agosto cuando veraneaba en un pueblo de pescadores, A Pobra do Caraminhal, en Galicia (noroeste), y se convirtió en protagonista de una larga investigación que suscitó mucho interés por parte de los medios españoles.

El caso se precipitó en la última semana cuando se detuvo al principal sospechoso, José Enrique Abuín, conocido como "El Chicle", un hombre de 41 años con antecedentes de narcotráfico y agresiones sexuales, después de que intentara secuestrar a otra joven el 25 de diciembre.

En una rueda de prensa, la Guardia Civil explicó que desde noviembre de 2017 daban por "seguro que el Chicle era el secuestrador", especialmente porque los datos de geolocalización de su móvil y de Quer demostraban que ambos estuvieron en el mismo coche esa noche.

Sin embargo, decidieron no detenerlo hasta no haber elaborado un informe pormenorizado para convencer al juez de que reabriera el caso.

"Realmente como prueba tangible encima de la mesa no había, solo había sospechas", justificó el coronel Manuel Sánchez.

Tras su detención el 29 de diciembre, Abuín explicó que atropelló accidentalmente a la joven y escondió el cuerpo aunque los agentes esperan el resultado de la autopsia para conocer las circunstancias de su muerte, especialmente para saber si hubo o no agresión sexual.

"Hay una autopsia, los cadáveres hablan y de allí habrá que ver si la versión que da el Chicle del atropello es compatible con el cadáver", dijo Sánchez sin querer confirmar si hubo o no violación.