•   Yemen  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El conflicto armado en el Yemen ha causado más de 10,000 muertos en las zonas controladas por los rebeldes desde el comienzo de la intervención de la coalición militar liderada por Arabia Saudí en marzo de 2015, según datos publicados hoy por el Gobierno de los chiíes hutíes.

El viceministro de Sanidad de ese Ejecutivo rebelde, Abdelsalam Al Midani, detalló que los departamentos de su Ministerio en las áreas administradas por los hutíes han registrado 10,363 fallecidos desde marzo de 2015 hasta diciembre de 2017.

Entre las víctimas mortales figuran 2,066 niños y 574 mujeres, además de 21,288 heridos, de los que más de 3,000 son menores y 2,050 han sufrido lesiones permanentes, de acuerdo con Al Midani.

También señaló que los daños materiales provocados por la guerra en instalaciones sanitarias ascienden a 18 millones de dólares y las pérdidas en equipos médicos a 91 millones de dólares, conforme a las primeras estimaciones.

En este tiempo, los servicios sanitarios se vieron suspendidos en un 70 por ciento y el 30 por ciento restante opera a su nivel más bajo, debido a la violencia.

Más de 48.000 empleados del sector sanitario no han recibido su salario desde hace más de un año, precisó Al Midani.

El viceministro destacó la epidemia de difteria que se declaró recientemente, la cual afecta a dieciocho de las veintidós provincias del país y hasta el momento ha contagiado a 439 personas, de las que 44 han muerto.

Además, 700,000 personas sufren patologías crónicas, como diabetes e hipertensión, además de problemas psicológicos a causa de la guerra, y no pueden recibir tratamiento adecuado.

Al Midani añadió que hay más de 6,000 pacientes con problemas renales y que entre dos y tres de ellos mueren cada semana por falta de diálisis, mientras que cerca del 60 por ciento de los medicamentos para el cáncer no está disponible en el Yemen.

Aseguró que 95,000 enfermos y heridos graves necesitan salir del país para recibir tratamiento médico que no se les puede dar en el Yemen, pues el sistema sanitario se encuentra en una situación que calificó de "catastrófica".

Yemen es escenario de un conflicto entre el Gobierno del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, reconocido internacionalmente, y los rebeldes hutíes, que controlan la capital desde septiembre de 2014 y zonas del oeste y el norte del país.