•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El 2017 fue el año más seguro para la aviación civil desde que en 1946 empezaron a registrarse estadísticas de accidentes de avión, según informes que provocaron el martes la satisfacción del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien se adjudicó parte del logro.

Con un total de 10 accidentes en aviones de transporte civil de pasajeros que dejaron 44 muertos, 2017 "es el año más seguro de todos los tiempos tanto por el número de accidentes como por la cantidad de víctimas", dijo el sitio especializado Aviation Safety Network (ASN).

En 2016 hubo 16 accidentes y 303 muertos, recordó.

ASN es parte de Flight Safety Foundation, una organización sin fines de lucro que desde 1947 trabaja para mejorar la seguridad del transporte aéreo.

Las estadísticas publicadas por la ASN solo conciernen a los aparatos comerciales civiles de transporte de pasajeros y los de flete habilitados para llevar al menos 14 pasajeros. Por eso no se incluyó el accidente de un avión militar birmano el 7 de junio que causó 122 muertes.

El accidente más mortífero para un avión civil fue el que dejó 12 muertos en Costa Rica el 31 de diciembre, último día tomado en cuenta por las estadísticas.

Cinco de los desastres contabilizados correspondieron a aviones de flete y los otros cinco a aparatos de pasajeros. ASN precisó que, según sus cifras provisionales, en 2017 hubo 36,8 millones de vuelos en todo el mundo, lo que da una relación de un accidente mortal cada 7,36 millones de vuelos de transporte de pasajeros.

Si el conjunto de accidentes en aparatos militares y vuelos no comerciales fueran tomados en cuenta, el número de víctimas se elevaría a 230 en un total de 24 accidentes, indicó la misma agencia, lo que mantendría todavía al 2017 como el año más seguro en la historia de la aviación, según ASN.

Trump satisfecho

"El año pasado fue otro año excepcionalmente bueno para la seguridad en la aviación civil", subrayó Adrian Young, investigador de la agencia holandesa To70, especializada en aviación, que publicó otro estudio concentrado en los aparatos de más de 5,7 toneladas que transportan pasajeros.

El avión sigue siendo el medio de transporte más seguro: con un aumento estimado de 3% en el tráfico aéreo respecto a 2016, la probabilidad de morir en un accidente de un avión comercial es de "una en 16 millones de vuelos", según Young.

Pero el informe de la agencia To70, presente en Europa, Australia, Asia y América Latina, resaltó que "a pesar de las buenas noticias", la baja tasa de accidentes el año pasado debe ser vista como un "golpe de suerte".

"Estadísticamente, con más de 30 millones de vuelos, hay muy poca diferencia entre dos accidentes y diez accidentes", dijo Adrian Young, quien advirtió que los numerosos aparatos electrónicos en los equipajes de los viajeros son fuente de preocupación debido a los riesgos de incendio o explosión de las baterías de litio.

A través de un tuit, el presidente estadounidense, Donald Trump, se atribuyó el martes el mérito de la cantidad particularmente baja de accidentes aéreos en Estados Unidos el año pasado.

"Desde que asumí el cargo, he sido muy estricto con la aviación comercial. Buenas noticias: se informó que hubo cero muertes en 2017, ¡el mejor y más seguro año registrado!", escribió.

El mandatario probablemente se refiera a la ausencia de accidentes de turborreactores civiles con víctimas, ya que el año pasado hubo dos accidentes mortales registrados por la ASN en Estados Unidos: uno en Alaska el 1 de mayo con un fallecido y otro cuatro días después, en West Virginia (este), con otras dos víctimas mortales. En ambos casos, se trató de naves de turbohélice, una de los cuales se dedicaba a operaciones de transporte de carga.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus