•   Bruselas, Béljica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Cerca de siete toneladas de cocaína fueron decomisadas en el puerto de Amberes (norte de Bélgica) camufladas en un cargamento de bananas, informaron este miércoles fuentes oficiales.

La captura se realizó el pasado sábado, durante una operación de las policías belga y holandesa, y supone la más importante de 2017 en ese puerto, explicó un comunicado de la policía holandesa, que detalló que ese cargamento tenía como destino Holanda.

Estas siete toneladas de cocaína representan una cuarta parte del volumen anual de droga decomisada en ese puerto.

Una portavoz de la aduana belga, Florence Angelici, precisó a la AFP que fue una "operación coordinada" entre ambos países.

No se precisó el valor en el mercado de ese importante alijo.

A principios de diciembre las autoridades españolas interceptaron 5,88 toneladas de cocaína en el puerto de Algeciras (sur), valoradas en unos 210 millones de euros. El método de envío era el mismo, un cargamento de bananas, provenientes en este caso de Medellín (Colombia).

Amberes es la puerta de entrada de mercancías del mundo entero a Bélgica, y es también "tradicionalmente el puerto por el que transitan las frutas tropicales que llegan a Europa" de países como Colombia, Ecuador o Brasil, explicó Angelici.

Con este decomiso récord, las autoridades del puerto belga calculan que interceptaron unas 38 toneladas de cocaína en 2017, y unas 30 toneladas el año anterior.

La dirección de la policía federal de Amberes advirtió en septiembre que el tráfico de cocaína está aumentando en el puerto, lo que genera una economía paralela y un nivel de corrupción desconocido hasta ahora.