•   Yakarta, Indonesia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un tigre de Sumatra mató a una empleada de una plantación de aceite de palma en Indonesia, informó el jueves la policía, un nuevo incidente mortal que pone de manifiesto las consecuencias de la deforestación.

Jumiatik, de 30 años, fue hallada muerta el miércoles en esta plantación situada en la provincia de Riau (noroeste), en la isla de Sumatra, con mordeduras en el cuello y las piernas.

La mujer trabajaba con otros dos empleados en la recogida de información sobre los insectos parásitos cuando el tigre apareció y les persiguió unos 200 metros.

Sus dos compañeros, que sobrevivieron al ataque, explicaron a las autoridades que los tres intentaron escaparse escalando las palmeras pero el animal se abalanzó sobre la pierna de Jumiatik, tirándola al suelo.

"Jumiatik luchó con el tigre durante unos 15 minutos", explicó a la AFP el responsable de la policía local, Iptu Rafi. Resultó "gravemente herida en el cuello y [el tigre] la acabó matando".

En los últimos años se vivieron casos de tigres que mataron a personas en Indonesia durante las labores de deforestación para hacer hueco a las plantaciones de palmas de aceite. La deforestación destruye el hábitat de los animales y favorece el contacto con el hombre.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) considera que el tigre de Sumatra está en peligro de extinción y estima que entre 400 y 500 ejemplares aún viven en la naturaleza.