•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los Alpes franceses presentaban este jueves un riesgo máximo de avalanchas tras el paso de la tormenta Eleanor, que dejó cuatro muertos en Europa y provocó incendios en la isla francesa de Córcega.

Durante más de 24 horas vientos violentos y lluvias torrenciales se abatieron sobre Inglaterra, Irlanda, Suiza, Alemania, Bélgica, Holanda, Francia y España, obligando a anular el tráfico aéreo y dejando a miles de hogares sin electricidad.

En Francia, las autoridades emitieron una alerta de riesgo máximo de avalanchas en los Alpes, en pleno periodo de vacaciones escolares. Varias estaciones se encuentran en alerta 5, el nivel máximo en la escala de riesgo.

El miércoles, un joven de 21 años que esquiaba en la localidad francesa de Morillon murió al caerle encima un árbol. Varias estaciones permanecían cerradas el jueves.

"El objetivo es que todos estén seguros, clientes y personal", dijo a la AFP el presidente de la sección de Saboya de Domaines Skiables de France, David Ponson.

La costa norte de España se encontraba en alerta naranja este jueves por fuerte oleaje y vientos. Foto: AFP/ENDTambién en Francia, una mujer de 93 años falleció el jueves en su casa, inundada por un deslizamiento de lodo y agua en Isère (sureste). Las intemperies dejaron además 29 heridos, cuatro de gravedad.

Más de 300 bomberos seguían batallando el jueves para apagar dos incendios de una "intensidad excepcional en pleno invierno" en la isla francesa de Córcega. Estos incendios, avivados por los vientos de Eleanor, dejaron tres heridos.

Además, cerca de 30.000 hogares seguían sin electricidad en todo el país el jueves por la mañana, de los cuales 11.000 en Córcega.

- Fuerte oleaje en España -

La costa norte de España se encontraba en alerta "naranja" este jueves por fuerte oleaje y vientos.

La víspera, una pareja de españoles, de 67 y 65 años, fue arrastrada por el mar en una zona costera del País Vasco español, mientras contemplaba el oleaje. Un joven que intentó rescatarlos se salvó por poco de morir ahogado.

El hombre perdió el conocimiento casi de inmediato, pero la mujer logró agarrarse a una cuerda que le arrojaron los pasantes, pero no pudo regresar a tierra y fue arrastrada por la corriente, explicó el alcalde de la ciudad vecina de Mutriku, José Ángel Lizardi, a la televisión vasca.

En Alemania, en donde el servicio meteorológico Deutsche Wetterdienst (DWD) levantó el miércoles por la noche su alerta por vientos fuertes, las autoridades de varios estados regionales están ahora inquietas por el nivel de los ríos.

En el oeste del país se interrumpió la circulación de los barcos en el río Mosela tras importantes precipitaciones. "El Mosela está completamente cerrado", dijo a la agencia de prensa alemana DPA Tobias Schmidt, subdirector de los servicios de navegación de la localidad de Coblenza.

Las autoridades alemanas escrutan también con atención el nivel del Rin, sobre todo en la ciudad de Colonia, en donde se prevé alcance los 7 metros y supere los 7,7 metros el viernes, según el diario alemán Bild. A partir de 8,30 metros se suspende la circulación fluvial.

La tormenta movilizó el miércoles a decenas de equipos de socorristas en todo el país, donde el tráfico aéreo estuvo afectado y varias rutas cerradas.