•  |
  •  |
  • AFP

El presidente estadounidense Barack Obama expresó hoy que se comienza a percibir señales de esperanza en la recuperación de la peor crisis económica en décadas, pero advirtió sobre más pérdidas de empleos y cierres de empresas en los próximos meses. "Por primera vez, comenzamos a ver tenues señales de esperanza", subraya Obama en declaraciones preparadas para ser pronunciadas en la presentación de su estrategia contra la peor crisis en décadas.

Pero advirtió: "2009 continuará siendo un año difícil para la economía estadounidense. La severidad de la recesión causará más pérdidas de empleos, más cierres de empresas, y más dolor antes de que finalice". "El mercado continuará subiendo y bajando. El crédito todavía no fluye tan fácilmente como debería. El proceso de reestructuración de AIG y de los fabricantes de automotores implicará opciones dificultosas e impopulares en algunos casos".

Obama impuso plazos a los gigantes General Motors y Chrysler para mejorar sus planes de reestructuración bajo pena de perder los préstamos gubernamentales. American International Group (AIG), la aseguradora gigante rescatada con dinero de los contribuyentes, es presionada para vender parte de sus activos para rembolsar los fondos recibidos.