elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

El líder cubano Fidel Castro consideró hoy "positiva" pero "mínima" la decisión del presidente Barack Obama de levantar las restricciones a los viajes y envío de remesas a Cuba, y le reclamó que elimine una ley que privilegia a inmigrantes cubanos en Estados Unidos, en un nuevo artículo dedicado al tema. "La medida de aliviar las restricciones a los viajes en sí es positiva, aunque mínima. Hacen falta otras muchas, incluida la eliminación de la Ley asesina de Ajuste Cubano (de 1966), que se aplica exclusivamente" a Cuba, señaló Castro, en un segundo artículo publicado en el sitio digital Cubadebate.

"Nos gustaría que se respondiera a la pregunta de si los privilegios migratorios utilizados para combatir la Revolución Cubana y despojarla de recursos humanos se concederán también a todos los latinoamericanos y caribeños", precisó el ex presidente cubano, de 82 años. En un primer artículo sobre el fin de las restricciones, primera reacción de La Habana difundida anoche, Castro reclamó a Obama el fin del embargo, que Washington aplica contra la isla desde 1962, al tiempo que señaló que Cuba no pide "limosnas".

Al proseguir sus demandas a Washington este martes, Castro recordó que esta semana se cumplirá un nuevo aniversario de la invasión anticastrista de Bahía de Cochinos, financiada por Washington en 1961. "Nos gustaría escuchar alguna autocrítica del poderoso país y la garantía de que nunca volverá a producirse en nuestro hemisferio" un hecho similar.

El líder comunista, alejado del poder por enfermedad, subrayó que Cuba no desea lastimar "en lo más mínimo" a Obama, quien "no tiene responsabilidad con lo ocurrido" y realiza esfuerzos por cooperar en problemas "gravísimos como el cambio climático". "Estoy seguro de que no cometería las atrocidades de (George W.) Bush. Tras él, sin embargo, puede venir otro igual o peor que su antecesor. Los hombres pasan; los pueblos perduran", opinó.