•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El proceso para designar a los candidatos a diputados que formarán la nueva Asamblea Nacional de Cuba (Parlamento unicameral) y las asambleas provinciales comenzó hoy con consultas a los 12.515 delegados municipales (concejales) elegidos en los comicios del pasado 26 de noviembre.

El nuevo Parlamento será el que en abril próximo someta a votación la propuesta de nuevo presidente en sustitución del actual mandatario, Raúl Castro, de 86 años, quien se retirará tras dos mandatos, pero antes deberán celebrarse elecciones provinciales y generales, para las que aún no se ha anunciado fecha.

Desde este viernes y hasta el 14 de enero, los delegados municipales serán consultados sobre las propuestas de "precandidatos" a delegados provinciales y diputados por sus respectivos territorios, unas listas que han sido elaboradas por las comisiones provinciales y nacional de candidaturas, indica una nota de la estatal Agencia Cubana de Noticias (ACN).

En las listas hay propuestos 12.640 potenciales candidatos que fueron, a su vez, seleccionados en reuniones de las organizaciones de masas del país, todas oficialistas.

La Ley Electoral cubana establece que hasta el 50 % de los diputados nacionales pueden ser elegidos de entre los delegados municipales y provinciales, mientras que el resto los proponen las organizaciones sociales.

"Personalidades, trabajadores destacados (estatales y no estatales), amas de casa, campesinos, dirigentes y miembros de las instituciones armadas" son algunos de los perfiles que pueden elegir esas organizaciones, refiere la ACN. Una vez celebradas las elecciones regionales y generales se conformará la nueva Asamblea Nacional, que a su vez propondrá y votará a los principales cargos de Gobierno del país, entre ellos el presidente y vicepresidente.

La fecha de inicio de la nueva legislatura estaba prevista para el 24 de febrero, pero en diciembre pasado la Asamblea, a propuesta del Consejo de Estado, aprobó alargar dos meses el actual mandato debido a los estragos causados en septiembre por el huracán Irma, que dejó en Cuba pérdidas por más de 13.000 millones de dólares.

El nuevo Parlamento se conformará el 19 de abril y será el encargado de elegir al nuevo presidente del país, una cita que provoca gran expectación porque por primera vez en seis décadas el gobernante de la isla no llevará el apellido Castro.

"Cuando la Asamblea Nacional se constituya habré concluido mi segundo y último mandato al frente del Estado y del Gobierno, y Cuba tendrá un nuevo presidente", aseguró el propio Castro ante el pleno de la Asamblea Nacional el pasado diciembre, en su último pleno del año.

Aunque no se ha producido una confirmación oficial, se espera que sea el actual vicepresidente primero, Miguel Díaz-Canel, de 57 años, quien releve en la presidencia al menor de los Castro.