•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente estadounidense, Donald Trump, celebró hoy que su exasesor Steve Bannon haya perdido el apoyo de su principal proveedora de fondos, la multimillonaria Rebekah Mercer, a raíz de la disputa generada entre ambos por las declaraciones del segundo en un nuevo libro sobre la Casa Blanca.

"La familia Mercer rompió recientemente con el filtrador conocido como el Chapucero Steve Bannon. ¡Inteligente!", escribió Trump en referencia a la decisión de Mercer, en su cuenta oficial de Twitter.

Trump que acuñó por primera vez el apodo de "chapucero Steve" ("Sloppy Steve") en un tuit el jueves por la noche, ahondaba así su brecha con el que fue su último jefe de campaña y su estratega jefe desde enero hasta agosto de 2017.

El mandatario se refería al comunicado que emitió este jueves Rebekah Mercer, una multimillonaria donante republicana y accionista de la publicación ultraconservadora Breitbart News, de la que Bannon es presidente. "Apoyo al presidente Trump y la plataforma por la que fue elegido. Mi familia y yo no nos hemos comunicado con Steve Bannon en muchos meses y no hemos proporcionado apoyo financiero a su agenda política, y no apoyamos sus acciones y declaraciones recientes", escribió Mercer.

Bannon, que había prosperado hasta ahora como defensor de la agenda populista de Trump desde fuera de la Casa Blanca, ha tratado de contener la furia del mandatario al asegurar que le considera "un gran hombre" y que "nunca nada se interpondrá" entre ambos.

Pero Trump sigue ofendido por las declaraciones de Bannon en un nuevo libro que salió hoy a la venta, llamado "Fire and Fury" ("Fuego y Furia"), en las que el exasesor calificaba de "traición" la reunión con un grupo de rusos que mantuvo en 2016 el hijo del mandatario, Donald Jr.

El gobernante también responsabiliza a Bannon de muchas filtraciones a la prensa de información sobre los entresijos en la Casa Blanca, incluidas las contenidas en el nuevo libro, que según Trump está "lleno de mentiras, tergiversaciones y fuentes que no existen".

Este miércoles, un abogado de Trump envió a Bannon una orden legal para que el exasesor deje de hacer declaraciones que violen el acuerdo de confidencialidad que firmó al convertirse en jefe de campaña a mediados de 2016, y le advirtieron de posibles acciones legales en su contra.