•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Once muertos, la mayoría por descargas eléctricas, y 1.900 familias damnificadas ha provocado hasta ahora la temporada de lluvias en Bolivia que comenzó en noviembre, informó este viernes un alto cargo del gobierno.

"Son 11 personas que han perdido la vida, la mayoría son por descargas eléctricas que se han presentado (...) en la parte más rural" del país, afirmó Oscar Cabrera, viceministro de Defensa Social, citado por la agencia gubernamental de noticias ABI, en el primer recuento de la temporada de lluvias.

La época de lluvias en Bolivia suele prolongarse desde noviembre hasta marzo.

Cuatro de los nueve departamentos del país, Chuquisaca (sureste), Cochabamba (centro), Santa Cruz (este) y La Paz (oeste), han sido los más golpeados por las lluvias, granizadas e inundaciones.

Asimismo, en este primer recuento, se estableció que unas 1.900 familias resultaron damnificadas, así como cerca de 1.000 hectáreas de cultivos.

Entre tanto, el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) pronosticó fuertes temporales para el fin de semana, en especial en la región de Santa Cru