•   Santiago de Chile, Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, recibió hoy en el Palacio La Moneda a un grupo de jóvenes voluntarios que jugarán "un rol clave" en la visita del papa Francisco al país, entre el 15 y el 18 de enero próximo.

"Cada uno de quienes nos acompañan desde su papel como miembros de la comisión encargada de la visita o como voluntarios, tienen un rol clave para que esta visita sea todo un éxito", señaló la jefa de Estado a la prensa, después de la ceremonia.

La mandataria aseguró que la venida del sumo pontífice a Chile será "un espacio de encuentro y reflexión para el mundo católico", y también "para todo el país".

Bachelet enfatizó en su discurso que su país "vuelve a recibir la visita de la máxima autoridad de la Iglesia Católica", tras el viaje que realizó Juan Pablo II en 1987, lo que representa "un hito muy significativo e importante para un gran número de chilenos y chilenas".

La comisión nacional para la visita del papa Francisco aseguró que se han inscrito alrededor de 19.000 personas como voluntarias para colaborar en esta gira, que llevará a la autoridad eclesiástica por las ciudades de Santiago, Iquique y Temuco.

Los organizadores recalcaron que se encuentran afinando los últimos detalles para esta visita, como la elaboración de ornamentos, la elección de textos bíblicos, ensayos de multitudinarios coros y la construcción de altares.

A 9 días de la llegada de Francisco a Chile, la tarea es confeccionar 600.000 hostias y edificar 4.500 metros cuadrados de altares, en los que se ubicarán cientos de sacerdotes y obispos en las tres ciudades incluidas en el programa papal.

Entre las actividades, se contempla una reunión privada entre Francisco y la presidenta Bachelet, además de un acto ecuménico en la sede del Ejecutivo, entre otras.