•   Teherán, Irán  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Cincuenta y una personas resultaron heridas en un nuevo terremoto de magnitud 5,1 grados en la provincia de Kermanshah, en el oeste de Irán, devastada el pasado noviembre por seísmo de 7,3 grados, informaron hoy las autoridades locales.

El director de gestión de crisis de Kermanshah, Reza Mahmudian, detalló que 42 de los heridos se registraron en la localidad de Sarpul Zahab -en la que murieron 559 personas en noviembre-, y 9 en Gilan Gharb.

Los equipos de emergencia y de la Media Luna Roja se desplazaron a la zona, donde algunos edificios que sufrieron daños durante el último terremoto, quedaron ahora destruidos, explicó Mahmudian, citado por la agencia oficial IRNA.

Según el Centro Sismológico de Irán, el temblor se produjo a las 18.55 hora local del sábado (15.25 GMT) a una profundidad de 8 kilómetros.

El epicentro de situó a 7 kilómetros de Sarpul Zahab y afectó a varias poblaciones como Ghasr Shirin e Islamabad Gharb, además de la citada Gilan Gharb.

El terremoto del pasado noviembre, de 7,3 grados en la escala de Richter, causó 620 muertos y más de 12.000 heridos, así como una gran destrucción en Kermanshah.

Desde entonces, en la región se han producido más de 1.600 temblores, entre terremotos y réplicas, muestra de la gran actividad sísmica de Irán.