•   El Cairo  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno egipcio negó hoy la veracidad de las informaciones publicadas por el diario "The New York Times", según las cuales un oficial de Inteligencia dio instrucciones a presentadores de televisión para que apoyaran la decisión de Washington de reconocer Jerusalén como capital de Israel.

En un artículo publicado ayer, el rotativo aseguró que había tenido acceso a grabaciones de llamadas telefónicas en las que el capitán Ashraf al Joli pedía a estas personas que no se opusieran al movimiento del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y que lo justificaran ante sus espectadores.

El Servicio egipcio de Información del Estado (SIS, en sus siglas en inglés) emitió hoy un comunicado en el cual afirma que no hay ningún empleado de las agencias de Inteligencia llamado Al Joli.

Destaca que el artículo del periódico estadounidense no es válido y consideró "inapropiado" que un medio de reconocido prestigio como ese publique "alegaciones" falsas.

El SIS señala que "la posición de Egipto respecto a las cuestiones internacionales no puede deducirse de este tipo de filtraciones de una fuente anónima", sino de los comunicados de su Presidencia y su Ministerio de Exteriores.

"Todas las instituciones a cargo (de la política exterior egipcia) han expresado con palabras y con hechos el estatus inalienable de Jerusalén", añade el SIS, que recuerda que Egipto presentó un borrador de resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU en contra de la decisión de la Administración estadounidense.

Trump anunció en diciembre pasado su intención de trasladar la Embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén, lo que representa el reconocimiento de facto de la ciudad santa como capital de Israel.