•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Bolivia, Evo Morales, advirtió este lunes con llevar a cabo "acciones constitucionales y legales" para reanudar la atención en hospitales públicos, tras 47 días de una huelga que calificó de "conspiración política antidemocrática".

"He decidido, por la salud y la vida de nuestro pueblo, realizar todas las acciones constitucionales y legales para que retorne la atención médica a nuestro pueblo", dijo el mandatario en la Casa de Gobierno.

Los médicos determinaron seguir la huelga a pesar de que el Congreso, dominado por el oficialismo, anulará este martes dos polémicos artículos del código penal.

"Hemos cumplido con nuestra palabra" en la anulación de los artículos referidos a la mala praxis y sus sanciones, pero "no podemos decir lo mismo de los colegios médicos, que después de ocho documentos y acuerdos firmados, siguen sin atender la salud a nuestro pueblo", deploró Morales, que buscará un cuarto mandato en las elecciones de 2019.

Según el mandatario, "son otros los intereses que guían a dirigencia médica que, aliada con sectores de la oposición, intenta llevar adelante una conspiración política antidemocrática".

"Están usando una vez más la mentira y el engaño para sacar una ventaja política que en las elecciones nunca pudieron tener", señaló Morales, que obtuvo históricos resultados en cinco comicios presidenciales.

Al pedido de abrogación del flamante código penal se sumaron en las últimas horas gremios de transportistas, que amenazan con cortar rutas desde este lunes contra penas de homicidio culposo por accidentes, y de periodistas, que se oponen a sanciones por injuria, calumnia y difamación.

Aunque Morales no explicó el alcance de las "acciones legales y constitucionales", las redes se inundaron con denuncias acerca de inminentes medidas coercitivas. El ministro de Defensa, Reymi Ferreira, aclaró en su cuenta Twitter que "no habrá Estado de sitio (excepción) y las Fuerzas Armadas no están acuarteladas".

Los médicos amenazaron en días pasados con no prestar servicios en el Rally del Dakar, que atravesará Bolivia esta semana. También señalaron que profundizarán sus huelgas de hambre y los esporádicos cortes de ruta en el interior del país.

Según el gobierno, la oposición unifica el rechazo al código penal para oponerse, en el fondo, a la decisión de Morales de postularse para un cuarto mandato consecutivo, desconociendo un referendo de 2016 que le negó en las urnas esa posibilidad.

Un polémico fallo del Tribunal Constitucional autorizó a fines de año a Morales a presentarse a las elecciones de diciembre de 2019.