•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

México buscará promover una solución en la crisis venezolana, pero siempre y cuando las condiciones para su participación como observador en este proceso sean "idóneas", indicó hoy el canciller de México, Luis Videgaray.

"Seguiremos trabajando a través de la Organización de Estados Americanos (OEA) o el Grupo de Lima, creado ex profeso, (...) y seguiremos participando siempre cuando las condiciones sean idóneas" en las negociaciones bajo el auspicio de la República Dominicana, afirmó Videgaray al inaugurar la XXIX Reunión de embajadores y cónsules.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) reiteró que el país busca promover una solución a la crisis venezolana, para subsanar el "enorme deterioro" de la política en la nación caribeña. Recordó que el conflicto ha de solucionarse por la vía diplomática, no a través de la fuerza "interna o externa".

Sobre la participación de México como observador, Videgaray aseguró que el país actúa "de buena fe" y de manera "diplomática", y afirmó que la negociación política "entre venezolanos" debe llevar a una solución.

El canciller dijo el domingo en una entrevista en televisión que la permanencia de México y Chile como observadores del diálogo para superar la crisis política de Venezuela quedaba en entredicho debido a "algunas decisiones que ha tomado el Gobierno venezolano después de la última ronda de negociación".

El Gobierno y la oposición de Venezuela tienen programado acudir el 11 y el 12 de este mes en República Dominicana a la próxima ronda de la negociación que comenzó formalmente el pasado 1 de diciembre. Videgaray encomió la mediación "de buena fe, imparcial y generosa" del presidente dominicano, Danilo Medina, en este proceso. "Así es que estaremos informando en los próximos días si participamos o no en esta negociación", agregó el secretario de Relaciones Exteriores.

El diálogo en República Dominicana cuenta con la observación del presidente dominicano, así como de representantes de México, Chile, San Vicente y las Granadinas, Nicaragua y Bolivia. En su discurso inaugural de este lunes, de unos 40 minutos, Videgaray hizo un repaso de las relaciones exteriores de México.

Sobre Estados Unidos, consideró que en los últimos doce meses se avanzó de manera "significativa" y se estableció una "buena relación de trabajo". "En todos los frentes México ofrece a Estados Unidos seriedad, buena fe y la intención de crecer juntos", apuntó.

Respecto a la protección de mexicanos, casi 12 millones en el exterior, la mayoría en Estados Unidos, aseguró que en un año se dio asesoría a 580.000 personas. Habló también del conflicto entre Israel y Palestina, y reiteró que México no moverá su embajada de Tel Aviv, y apostó por un diálogo "directo e integral" entre las dos partes.

Cerró sus palabras recordando el proceso electoral de este año, "sin precedentes" por el número de cargos que se elegirán, más de 3.400, entre ellos el presidente, e instó a los diplomáticos a actuar con "absoluta neutralidad" e imparcialidad.