•   Pekín, China  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Emmanuel Macron recibió un cursillo exprés de mandarín durante su primera visita a China, antes de pronunciar una frase en ese idioma, según un video que hizo las delicias de las redes sociales chinas.

"Hacer nuestro planeta grande y bello otra vez", pronunció primero en francés y luego en chino el jefe de Estado en su primer discurso el lunes en Xian, donde inició su visita a China.

En un video colgado por el propio Macron en internet, se le puede ver entrenándose a pronunciar la frase que le repite el intérprete de la embajada de Francia.

"Rang - diqiu - zaisi - weida", articula el presidente, antes de preguntar: ¿Y dónde respiro yo entre todo esto?"

"Rang, es como Juan, ¿no?", pregunta cuando una maquilladora le prepara para subir a la tarima.

La frase es como un eco irónico del lema de Donald Trump, "Hacer América grande otra vez", después de que el presidente estadounidense retirara a su país del Acuerdo de París sobre el clima, uno de los grandes temas de la visita de Macron a China.

Sus esfuerzos lingüísticos, en todo caso, fueron apreciados en las redes sociales chinas.

"El presidente Macron se entrega realmente a fondo", dice un comentarista en la red Weibo. Su recurso al mandarín muestra "su firme determinación" para imponer su filosofía medioambiental, aplaude otro internauta.