•   Beirut, Líbano  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los refugiados sirios en el Líbano se encuentran en una situación de "vulnerabilidad alarmante" y por ello se necesitan 2.700 millones de dólares para ofrecerles asistencia, aseguró hoy el Alto Comisionado de la ONU para los refugiados (ACNUR).

Un informe publicado por ACNUR, junto al Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), destacó que las posibilidades de estas personas para mantenerse en el Líbano son "extremadamente limitadas" debido a que la economía del país está en crisis por el conflicto en Siria y por las necesidades crecientes de los refugiados.

Asimismo, subrayó que la financiación externa es insuficiente y que hasta diciembre de 2017 el Líbano había recibido sólo el 36 % del total de las ayudas prometidas por países donantes. "Se necesitan 2,700 millones de dólares para satisfacer las necesidades (de los refugiados) en 2018, en el marco del Plan de Respuesta a la Crisis en el Líbano", destacó ACNUR.

En 2017, el primer ministro libanés, Saad Hariri, y un equipo de la ONU indicaron que el Líbano necesitaba entre 8,000 y 10,000 millones de dólares hasta 2020 "para compensar la afluencia de los desplazados", ya que "la capacidad de recepción del país llegó a su límite".

El Líbano es el país vecino de Siria con una mayor proporción de refugiados en su territorio, siendo cerca del millón, según los últimos datos de la ONU, y más de un millón y medio, según las autoridades locales.

La economía del Líbano no era boyante antes del comienzo de la guerra en Siria en 2011 y desde entonces ha sufrido las consecuencias del conflicto al otro lado de la frontera, así como de la inestabilidad en todo Oriente Medio.