•  |
  •  |
  • END

Tegucigalpa/AFP

La Fiscalía de Honduras anunció ayer martes que investigará los sobornos a funcionarios de la estatal Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel) por una compañía estadounidense, aunque la embajada de Washington en Tegucigalpa aclaró que el problema “no involucra” al presidente Manuel Zelaya.

“Hay un hecho ilícito, lo que nos corresponde a nosotros como institución es determinar quiénes son los responsables”, declaró en rueda de prensa el fiscal general, Luis Rubí.

En un comunicado, la Embajada de Estados Unidos en Tegucigalpa aseguró que, “según los documentos de la Corte, Latin Node admitió haber sobornado a tres funcionarios de Hondutel para obtener tarifas favorables en sus llamadas internacionales hacia Honduras”.

No obstante, “no hay ninguna mención o referencia al presidente Zelaya o a otros funcionarios hondureños en documentos referentes a este caso”, por lo que la investigación o proceso judicial “no involucra” al mandatario, apostilla el comunicado.

El escándalo estalló hace ocho días, cuando el Nuevo Herald de Miami publicó una declaración del ex secretario de Estado Adjunto para el Hemisferio Occidental, Otto Reich, involucrando a Zelaya en el acto ilícito.

El diario de Miami informó que una compañía de telecomunicaciones del sur de Florida se declaró culpable en una Corte Federal de Miami de pagar sobornos por un poco más de un millón de dólares a tres funcionarios de Hondutel.

La empresa Latin Node admitió haber pagado más de 2.2 millones de dólares a funcionarios de Honduras y de Yemen para recibir trato especial en contratos de interconexión telefónica, por lo que fue multada por la Corte con dos millones de dólares.

“El presidente Zelaya ha permitido o ha alentado este tipo de prácticas, y ya veremos que él está también detrás de éstos”, afirmó Reich al Nuevo Herald.

La publicación identificó a la empresa Latin Node, pero no a los tres funcionarios hondureños que recibieron los sobornos y los nombra como “a”, “b” y “c”.

Zelaya envió a Miami una delegación para presentar una querella por “difamación y calumnias” contra Reich.

La delegación --integrada por el secretario privado, Eduardo Reina, y los ministros de Defensa, Edmundo Orellana, y de Energía, Rixi Moncada-- viajó el domingo a Miami a contratar una oficina de abogados para incoar la demanda.

La Casa Presidencial de Honduras publicó en los periódicos una serie de trabajos contra Reich, recordando que “fue investigado por una Comisión del Congreso de Estados Unidos y encontrado responsable por manejar campañas contra gobiernos democráticos de América Latina”.

Zelaya arremetió de nuevo este martes contra Reich, al que calificó de “personaje oscuro de la política intervencionista de la Central de Inteligencia Americana (CIA) durante décadas”, y agregó que los señalamientos de la Corte de Miami datan de marzo de 2004, antes del inicio de su Gobierno el 27 de enero de 2006.

El opositor Partido Nacional exigió en un comunicado que “el Gobierno haga todas las acciones para determinar la identidad de los funcionarios (as) citados en la referida sentencia”.