•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Departamento de Estado de EE. UU. admitió ayer por primera vez que no está seguro de que los supuestos ataques, sufridos por 24 estadounidenses en Cuba, fueran una agresión acústica, como había sostenido hasta el momento.

“Yo no descarto nada. No estoy diciendo que sea un ataque acústico, pero sí sabemos que hay un elemento acústico asociado con ellos, que puede ser parte de otro estilo de ataque”, afirmó ayer el director adjunto de seguridad diplomática del Departamento de Estado, Todd Brown, en una audiencia en el Senado sobre este tema.

Varios senadores le habían preguntado por un informe preliminar del FBI, filtrado recientemente a la prensa, en el que se indica que su investigación en La Habana no ha encontrado pruebas de que sean ondas sónicas las causantes de los daños de salud sufridos por ese grupo de personal diplomático y sus familiares.

Ocurrieron

El senador republicano Marco Rubio, que presidió la audiencia, también consideró que quizás los ataques no fueron acústicos, pero insistió en que de lo que no hay duda es de que ocurrieron y de que el gobierno cubano o los perpetró o tenía conocimiento al respecto.

“Bueno, posiblemente no son acústicos, posiblemente utilizaron microwave (microondas) u otra tecnología, pero es irrelevante, es importante saber cuál fue el método que fue utilizado, pero es como decir que no sabemos si lo mataron con un cuchillo o con un arma de fuego, al final del día supimos que hubo un ataque”, dijo el senador cubanoestadounidense a Efe tras la sesión.