•   Brasilia, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • AFP

"Estoy muy bien, aunque a toda hora alguien me quiera matar, unos por voluntad real y otros por desinformación", bromeó el presidente brasileño Michel Temer, interrogado sobre sus problemas urológicos en una entrevista publicada este jueves en un diario local.

"Pasé por tres cirugías (en tres meses), tuve una infección a fines de año y no pude pasar cuatro días en la playa como habría querido, pero estoy muy bien", afirmó el mandatario de 77 años al diario Estado de Sao Paulo.

El estado de salud de Temer, cuyo mandato acaba este año, ha sido objeto reciente de numerosas especulaciones en los medios y las redes sociales.

A finales de octubre, fue operado de la próstata. Un mes más tarde, sufrió una angioplastia en tres arterias coronarias, antes de ser operado de nuevo por problemas urológicos en diciembre.

Este último procedimiento lo obligó a anular una gira por el sureste asiático.

A finales de año, el presidente también sufrió una infección urinaria y tuvo que usar una sonda.

Para acallar los rumores, la semana pasada Temer se dejó fotografiar por la prensa vistiendo una camiseta y pantalones deportivos mientras hacía una caminata en el palacio presidencial, en la cual afirmó estar "recuperadísimo".

El mandatario debe someterse nuevamente a exámenes el jueves en Sao Paulo y varios medios brasileños indican que determinarán si podrá o no asistir al foro económico mundial de Davos, a finales de mes.

En la entrevista con Estado de Sao Paulo, Temer también comentó sobre las graves acusaciones de corrupción de las que es objeto.

"Ellos (los investigadores) me conocen de toda la vida, saben que no tengo yates, jets, haciendas, ni nada de eso. ¿Y permiten que me llamen ladrón? Es muy duro vivir con eso", dijo.

En el poder desde hace un año y medio tras la destitución de Dilma Rousseff, de quien era vicepresidente, el mandatario conservador debió emprender una intensa maniobra política para salvar su mandato dos veces ante la amenaza de un proceso ante la Corte Suprema.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus