•   Bruselas, Béljica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El partido independentista del presidente catalán cesado contempla la opción de investir a distancia a Carles Puigdemont, pese a las advertencias del gobierno español de recurrir su designación no presencial, indicaron este viernes responsables de su formación.

"Estamos contemplando todos los instrumentos que permiten el reglamento del parlamento de Cataluña", indicó en Bruselas la coordinadora de la campaña electoral, Elsa Artadi, preguntada sobre las opciones de investidura sin la presencia de Puigdemont en el hemiciclo.

Artadi y una veintena de diputados electos el pasado 21 de diciembre por 'Junts per Catalunya' participaron en una reunión de trabajo este viernes en Bruselas, adonde se marchó Puigdemont en octubre al tomar Madrid el control de la región tras una declaración unilateral de independencia.

Los dos principales partidos independentistas ya acordaron intentar investirlo, aunque estudian cómo hacerlo.

"Nuestro plan A, B, plan Z, es siempre investir al presidente Puigdemont, utilizando los instrumentos que permite el reglamento del parlamento", subrayó Artadi.

La formación de Puigdemont (centroderecha) propuso una investidura por videoconferencia o haciendo leer a otro diputado el discurso del candidato, pero ambas opciones son discutidas por numerosos juristas.

En cualquier caso, lo que no hará Puigdemont, sospechoso de rebelión, sedición y malversación, es regresar a España para ir "a prisión", dijo claramente Artadi.

El portavoz del gobierno español, Íñigo Méndez de Vigo, anunció este viernes en Madrid que recurrirán una eventual elección a distancia, y consideró que la investidura debe contar con la presencia "real" del candidato.

"El gobierno recurriría inmediatamente cualquier añagaza dirigida a ese fin, sin ninguna vacilación", agregó.

- Control de la mesa -

La clave está en la interpretación del reglamento del parlamento catalán.

El Partido Socialista catalán, contrario a los independentistas, pidió a los expertos jurídicos de la cámara regional pronunciarse en un informe.

Según el periódico barcelonés La Vanguardia, "la unanimidad es total" entre los letrados del parlamento "a la hora de defender que la investidura del presidente de la Generalitat (el gobierno catalán) debe ser presencial".

Artadi aseguró que, "por el momento, no hay ningún informe de los letrados", pero precisó que corresponderá al próximo presidente del Parlamento o al pleno interpretar el reglamento, que estipula que el candidato debe 'presentar ante el pleno su programa de gobierno'.

Las fuerzas independentistas y contrarias a la secesión buscan ahora mismo hacerse con el control de la mesa del parlamento en la primera sesión prevista el 17 de enero, antes de la sesión de investidura, que según Artadi, podría celebrarse el "29, 30 ó 31 de enero".

La sesión constitutiva de la cámara plantea todavía la incógnita de si podrán pronunciarse todos los diputados electos.

Y es que este viernes, el Tribunal Supremo denegó a tres diputados independentistas electos y actualmente en prisión provisional asistir al Parlamento para tomar posesión, ya que según argumentó en un auto, se encuentran en situación de "incapacidad legal prolongada".

Se trata del ex vicepresidente regional Oriol Junqueras, el ex consejero de Interior Joaquim Forn y el ex líder de una poderosa asociación separatista, Jordi Sánchez. Los tres podrán no obstante pedir a la mesa de la cámara la posibilidad de delegar su voto en otros diputados, según el auto.