•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El titular de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) de Guatemala, Jordán Rodas Andrade, condenó ayer el asesinato del líder Xinca y defensor de los derechos humanos Ronald David Barillas Díaz y pidió una investigación pronta y cumplida.

En un comunicado, el ombudsman expresó “sus más profundas condolencias y solidaridad a la familia” del líder indígena y exigió a las autoridades correspondientes dar “con los responsables materiales e intelectuales” de este crimen.

Asimismo, exhortó al Ejecutivo a aprobar “a la brevedad” la política de Protección para Defensores de Derechos Humanos con el propósito de evitar “actos de violencia” que atentan contra la “labor, vida e integridad” de las personas que trabajan en defensa de la “dignidad humana”.

La asociación civil Centro de Acción Legal-Ambiental y Social de Guatemala (Calas) denunció que el pasado martes, en horas de la mañana, los bomberos municipales de Taxisco, en el departamento de Santa Rosa, encontraron a una persona con “seis impactos de arma de fuego” en una de las principales calles de ese municipio.

Según los testigos, un hombre, que viajaba en un automóvil blanco, simuló que quería comprarle algo a Barillas y al estar frente a él “le disparó al menos seis veces en el pecho” y después, junto a su cómplice, que estaba al volante, se dio a la fuga por la ruta CA2, en dirección a Escuintla.