•   Montevideo, Uruguay  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las protestas de agricultores en rutas y localidades rurales de Uruguay continuaban este martes luego de una reunión del presidente Tabaré Vázquez con algunas gremiales del sector que se saldó sin acuerdo entre ambas partes.

Integrantes del movimiento de agricultores, que no se inscribe en las gremiales tradicionales del agro uruguayo con las que se reunió Vázquez, señalaron a la AFP que la forma del encuentro, convocado el lunes para el mismo día por el presidente, y la falta de anuncios concretos generaron mayor "efervescencia" en los productores.

El movimiento "percibió que el gobierno no quiere escuchar" y que "la reunión no tiene resultado", eso "generó efervescencia, le dio más ganas (a los agricultores) de salir a protestar", explicó el productor ganadero Federico Morixe, uno de los participantes del movimiento en el departamento de Lavalleja, al este del país.

El lunes, en la mayoría de los 19 departamentos (provincias o distritos) en que se divide Uruguay, agricultores, acompañados por comerciantes y empleados de ciudades cercanas a zonas rurales de producción agropecuaria, sacaron sus vehículos y maquinarias a las rutas, en reclamo de rebajas de tarifas de energía y combustibles, y de medidas para paliar la caída del precio del dólar.

El gobierno de Vázquez busca frenar un abultado déficit fiscal de 3,6% del PIB y sanear la endeudada petrolera estatal, ANCAP, y para ello recurrió a sucesivos ajustes que aumentaron impuestos a trabajadores y empresas, incrementó tarifas públicas -incluso de energía eléctrica, un bien que el país produce por encima de sus necesidades- y, en particular, aumentó el combustible hasta 9,8% en enero.

El lunes, Vázquez convocó a las gremiales tradicionales del agro uruguayo para una reunión que habían solicitado el 27 de noviembre pasado. La invitación se produjo luego de que el viernes se concretara la renuncia de su ministro de Agricultura, Tabaré Aguerre, en medio de movilizaciones y protestas crecientes de los agricultores.

La reunión, a la que el mandatario llamó con pocas horas de antelación y en la que no participó la poderosa Federación Rural, a la que el mandatario invitó por otra organización -la Asociación Rural-, terminó con Vázquez manifestando su disconformidad con las críticas a su gestión de parte de los agricultores.

"El gobierno no está dispuesto a aceptar que se diga que no se ha hecho nada por el sector agropecuario. (...) Hemos hecho muchas cosas, quizás no todas las necesarias", remarcó el mandatario visiblemente molesto.

Lejos de calmar las protestas, las manifestaciones se recrudecieron este martes. Medios locales informan de marchas en Treinta Tres (una zona arrocera al este del país), Durazno (zona ganadera y lechera al centro) y Lavalleja, entre otros departamentos.