•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un iraquí de 18 años se declaró este viernes no culpable del intento fallido de hacer estallar una bomba en el metro de Londres en setiembre que hirió a 30 personas.

Ahmed Hassan afronta las acusaciones de tentativa de asesinato y de provocar una explosión en un abarrotado tren del metro cuando estaba parado en la estación de Parsons Green, en el oeste de Londres.

La explosión en el metro de Londres dejó al menos 22 personas heridas. Las víctimas resultaron con quemaduras en la cara y brazos. Foto: Archivo/END

La bomba casera, que llevaba cientos de gramos de explosivos, estaba colocada en un bote de pintura, estalló mal y provocó sobre todo quemaduras por el fogonazo.

Hassan vivía con una familia británica de acogida y asegura que sus padres murieron en Irak.

Fue detenido en el puerto de Dover, principal punto de embarque hacia la Europa continental, al día siguiente del atentado.

El atentado fallido era el quinto que sufría el Reino Unido en seis meses y fue reivindicado por la organización Estado Islámico.

El sospechoso conocerá la sentencia el 23 de febrero.