•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Sindicatos, policías y abogados se reunieron este viernes en París para abordar el fenómeno de los fumadores de crack en el metro parisino, que a veces motiva que los conductores no se detengan en algunas estaciones y preocupa a los usuarios.

La compañía de transportes de la capital francesa, la RATP anunció que había organizado esta reunión para "luchar contra el tráfico y el consumo de estupefacientes" en las líneas 4 y 12 del metro.

Al mismo tiempo, los sindicatos CGT y SUD convocaron una huelga en la línea 12, que atraviesa París del norte a sur.

El movimiento tenía seguimiento del 50% de los huelguistas, "pero la dirección llamó a la reserva general, a los conductores que rellenan los huecos, lo que hace que no tenga impacto" en el tráfico, declaró a la AFP Frédéric Le Goff, de la CGT.

El fenómeno de los fumadores de crack en el metro parisino, que se concentra sobre todo en algunas estaciones del norte de la capital, ya es evidente desde hace algunos años.

"Los zombies del metro", titulaba este viernes en su portada el diario Le Parisien, que describe escenas de adictos encendiendo su pipa de crack en el andén ante los ojos asombrados y aterrorizados de los usuarios; y hace referencia a los conductores de tren que a veces se saltan algunas paradas.

"Los trabajadores y los usuarios están irritados, exasperados y ya no pueden más", lamentó este viernes el sindicato CGT en un comunicado, denunciando una "situación que perdura desde hace muchos años" y que "tomó una amplitud muy importante" con "numerosos toxicómanos consumidores de crack y de heroína" en la línea 12, lo que conlleva "agresiones" y "choques psicológicos".

La semana pasada, el sindicato Unsa, mayoritario en la RATP, denunció también la inseguridad en el metro parisino debido al tráfico de droga y a los "toxicómanos a menudo agresivos y peligrosos".

Con la asociación SOS Usagers, el sindicato pidió "a los poderes públicos y a la RATP" la puesta en marcha de "medidas urgentes y serias".