•   Asunción, Paraguay  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Más de 18.000 personas han tenido que ser evacuadas de los Bañados de Asunción, barrios ribereños a la orilla del río Paraguay tras una semana de inundaciones en esas zonas de la capital paraguaya después de que el caudal subiera en más de dos metros en el último mes, según informó la Municipalidad.

Desde las fuertes lluvias del fin de semana pasado, los vecinos de los Bañados han tenido que abandonar sus viviendas por la crecida continuada del río al quedar anegadas su viviendas por la subida del nivel del agua, que hoy incrementó su altura 6 centímetros más hasta llegar a los 5,68 metros.

Las autoridades municipales encargadas de la gestión de desastres indicaron hoy que las 3.640 familias evacuadas hasta el momento pueden reubicarse en las zonas de refugio habilitadas.

La mayoría de los afectados viven ahora en albergues o predios públicos o militares habilitados para el desplazamiento de los afectados, en donde se han construido precarios chamizos de maderas y chapas. Vista aérea del popular barrio ribereño de 'La Chacarita' junto al río Paraguay y la bahía de Asunción (Paraguay).

La zona más afectada es el Bañado del barrio de Tacumbú, al sur de la ciudad, en donde 1.525 familias han tenido que dejar sus hogares después de que el agua anegara las calles y las casas precarias del lugar, según la Municipalidad.

En la zona del Bañado Norte, algo más de un kilómetro río arriba, 1.475 familias también se han visto afectadas y desplazadas por la subida del río. Varios miles de personas siguen luchando contra el agua que ha inundado desde el sábado sus viviendas en la Asunción, Paraguay.

En el barrio Ricardo Brugada, conocido como "La Chacarita", en el centro de Asunción, junto a la bahía de la ciudad, han sido 640 familias a las que el agua ha forzado a desplazarse a zonas más elevadas.

Las autoridades municipales tienen previsto a partir del lunes tratar la posibilidad de declarar la ciudad en situación de emergencia por inundaciones para poder asistir y ayudar a los afectados sin tener la demora de la burocracia para la consecución de insumos y materiales.Una familia junto a su casa  en un barrio de Asunción (Paraguay).

En diciembre de 2015, las inundaciones en Asunción, asociadas al fenómeno climático de El Niño, obligaron a cerca de 100.000 personas a abandonar sus hogares y trasladarse a precarias casetas de madera construidas en refugios ubicados en espacios públicos.