•   Ciudad de México, México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Iglesia católica mexicana aseguró hoy que las promesas de mejoría de la actual Administración se han vuelto una "amarga pesadilla" para los mexicanos ante la precaria situación de un salario que no les alcanza para nada.

En un editorial de su semanario Desde la fe, la Arquidiócesis de Ciudad de México criticó las promesas hechas al principio de este Gobierno y que se afirmara que las reformas estructurales llevarían a una baja paulatina del precios de los energéticos.

"Las promesas se han vuelto una amarga pesadilla cuando desde 2017, la inestabilidad de determinados sectores económicos ha provocado un alza inflacionaria como no se había visto desde el año 2000, el año de la alternancia política", señaló.

La Iglesia sostuvo que resulta "doloroso" constatar como la mayoría de familias mexicanas trabaja mucho y vive en condiciones "lamentables" por la precaria situación de un salario que no alcanza para lo elemental y que se ubica en 88.36 pesos diarios (4.7 dólares).El salario en México se ubica en 88.36 pesos diarios.Criticó el hecho de que la generación de tres millones de empleos se haya quedado en un "lema triunfalista de gobierno" mientras el México de las desigualdades se acentúa y los salarios disparejos abren más brechas que no son fáciles de remontar.

Encuestas legislativas dan cuenta de la degradación del poder económico de los trabajadores y no obstante la negación de la clase anticipan la "crisis que se asoma al final del sexenio", refirió la Arquidiócesis.

Actualmente se necesitaría "ganar tres veces el actual salario mínimo para hacerse de la canasta alimenticia recomendable, un aumento del 200% para que el salario mínimo alcance para comer", denunció.

La Iglesia consideró que esta inflación alta e inesperada obliga al gobierno a tomar medidas para paliar la situación, además de que sería un "grave error" mantener el discurso de la macroeconomía que no dice ni resuelve la precaria economía de millones de mexicanos.