elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

Cuba conmemoró hoy el 48 aniversario del día en que el régimen de Fidel Castro se proclamó socialista, en momentos en que el gobernante actual, Raúl Castro, prepara en Venezuela una postura regional que exija al presidente estadounidense Barack Obama, en la Cumbre de las Américas, un cambio en la política hacia la isla.

Veintiún cañonazos fueron disparados esta tarde en la bahía de La Habana, tras lo que se realizó un modesto acto en una céntrica esquina de la capital donde en 1961 Fidel Castro declaró el carácter socialista de la revolución, dos años después de su triunfo. "No existe confusión, duda, ni desespero frente a la nueva posición del gobierno de Estados Unidos, nuestra revolución seguirá firme", expresó Mercedes López, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista, en uno de los actos celebrados en la isla.

En una entrevista difundida hoy, Obama, quien el lunes liberó los viajes y envío de remesas de cubanoestadounidenses a la isla, pidió a Cuba que envíe una señal de que habrá "cambios" para poder romper el hielo en sus relaciones, a lo cual La Habana aún no ha reaccionado oficialmente.

Al llegar a Cumaná, en el oriente venezolano, donde asiste a la cumbre de los países de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), Raúl Castro recordó los 48 años de la invasión de Bahía Cochinos, lanzada por exiliados anticastristas respaldados por Estados Unidos, en el marco de lo cual su hermano lanzó la proclama. Asimismo, declaró que la Organización de Estados Americanos (OEA) "tiene que desaparecer", en momentos que otros gobernantes latinoamericanos intentan integrar a la isla al sistema interamericano.

"Ya lo dije empleando una frase del patriota cubano José Martí utilizada con otro motivo: antes de ingresar a la OEA primero se unirá el Mar del Norte con el Mar del Sur y nacerá una serpiente de un huevo de águila", indicó el gobernante cubano. "Vean la OEA, es interminable la lista de todo lo que nos hicieron y pretenden seguir haciendo con otros", agregó Raúl Castro en la ciudad de Cumaná, en la costa oriental venezolana.

La semana pasada, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, descartó que la V Cumbre de las Américas adopte una resolución sobre Cuba, luego de que Bolivia anunciara que solicitará un texto que pida el levantamiento del embargo estadounidense contra la isla. Raúl Castro manifestó que "ya Fidel le ha contestado en una reflexión" a Insulza.

El líder cubano Fidel Castro había dicho el martes que Cuba no pedirá "de rodillas" su ingreso a la "infame" y "vetusta" OEA, al tiempo que consideró que la V Cumbre de las Américas será "un test de inteligencia y vergüenza".