•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Restos en avanzado estado de descomposición de ocho personas fueron encontrados entre sábado y lunes en una fosa clandestina en el convulso estado mexicano de Guerrero, que sufre una ola de violencia derivada del narcotráfico, informó el lunes el gobierno regional.

Los trabajos de los peritos iniciaron el sábado cuando la policía recibió el reporte de la tumba ilegal hallada en un barrio de una zona serrana de Chilpancingo, la capital de Guerrero (sur), precisó la vocería de Seguridad regional en un comunicado.

En total fueron recuperados "cuerpos en avanzado estado de descomposición y restos óseos que corresponderían a 8 personas", indicó el gobierno de Guerrero.

Los restos fueron trasladados al Servicio Médico Forense para los análisis de identificación.

El hallazgo de fosas clandestinas se ha vuelto habitual en México. Las autoridades atribuyen esas inhumaciones ilegales a ajustes de cuentas entre presuntos narcotraficantes, pero familiares de desaparecidos han encontrado en esos sitios a seres queridos y sostienen que nada tenían que ver con el crimen organizado.

Se estima que en México hay unas 30.000 personas desaparecidas.

La semana pasada, la fiscalía del estado de Nayarit (noroeste) reportó el hallazgo de 32 cadáveres en fosas clandestinas en plantíos de bananas y denunciadas por campesinos.

En tanto, Veracruz (este) ostenta el mayor número de víctimas halladas en fosas clandestinas, con 578 cuerpos rescatados entre 2007 y mediados de 2016.

Desde diciembre de 2006, cuando se lanzó un operativo militar antidrogas, se han registrado en el país cerca de 200.000 muertes violentas, según cifras oficiales que no detallan cuántos casos están ligados a la criminalidad.