•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El grupo Walt Disney anunció hoy que dará un bono de 1,000 dólares a 125,000 empleados de la compañía y dedicará 50 millones de dólares en un programa educativo destinado a sus trabajadores.

La compañía se suma así a la lista de una serie de consorcios que en las últimas semanas han anunciado pagas extraordinarias a sus empleados, en algunos casos anticipando el aumento de beneficios que tendrán por la reforma fiscal aprobada en diciembre pasado.

En un comunicado, el presidente de Walt Disney, Robert Iger, anunció que los 125,000 empleados elegibles para este bono especial lo recibirán en dos abonos, el primero en marzo próximo y el segundo en septiembre.

Esa paga extraordinaria afectará a los empleados con jornada completa o parcial, que trabajan para la compañía desde el primero de enero de este año y residen en Estados Unidos. También informó de que el grupo hará una inversión inicial de 50 millones de dólares en un programa educativo especialmente destinado a sus empleados contratados por hora (unos 88.000), y a partir del próximo año financiará ese programa con 25 millones adicionales.

"Siempre he creído que la educación es clave para tener oportunidades", afirmó Iger en declaraciones recogidas en el comunicado.

Las dos iniciativas requerirán un desembolso de 175 millones de dólares este año, agregó el comunicado. Desde que el Congreso estadounidense aprobó la reforma fiscal impulsada por la Casa Blana, el 20 de diciembre pasado, han sido múltiples las empresas que han dado a conocer medidas parecidas.

La primera gran corporación fue el grupo de telecomunicaciones AT&T, que una paga extraordinaria de 1,000 dólares a todos sus empleados el mismo día que se aprobó la reforma tributaria.

Este martes, el grupo bancario JPMorgan Chase dio a conocer que sus 22,000 empleados tendrán un aumento del 10 % en sus salarios como promedio.