•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La corte suprema de Venezuela excluyó el jueves a la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de las próximas elecciones presidenciales, en las que el presidente Nicolás Maduro aspira a la reelección, al reprogramar un proceso de reinscripción de partidos políticos.

"SE ORDENA al Consejo Nacional Electoral la exclusión de la 'MESA DE LA UNIDAD DEMOCRÁTICA' (MUD) en el proceso de renovación convocado", señala una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que autoriza al Poder Electoral a reprogramar por seis meses la reinscripción de partidos, incluida la coalición.

El máximo tribunal del país caribeño alega que permitir la validación de la tarjeta unitaria de la MUD va en contra "abiertamente (de) la prohibición de la doble militancia". Horas antes, la rectora electoral Tania D' Amelio informó que los opositores no podrían validar su tarjeta unitaria en siete estados del país, donde se interpuso una querella penal contra la MUD.

La rectora dijo que sobre la coalición opositora pesa en esos lugares una acusación por falsificación de firmas cuando solicitaron el referendo revocatorio en 2016. Cuando la MUD "entregó las primeras firmas habían unas personas fallecidas, menores de edad, personas que estaban en interdicción", algo por lo que el chavismo introdujo una demanda en tribunales sin que hasta ahora haya una sentencia definitivamente firme sobre el caso.El presidente de Venezuela Nicolás Maduro.

Esta demanda impidió que la oposición usara su tarjeta unitaria en la elección de gobernadores del pasado 15 de octubre en los siete estados donde fueron interpuestos los recursos judiciales.

La MUD inscribió su tarjeta en el proceso de este fin de semana, y varias de las formaciones que la integran han llamado a acudir a este proceso que se realiza por una orden de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), un ente no reconocido por la oposición y por buena parte de la comunidad internacional.El opositor venezolano Julio Borges.

Las formaciones de Henrique Capriles y Leopoldo López ya habían anunciado que no validarían su tarjeta, y por el contrario llamaron a los venezolanos a renovar la de la MUD, para lo que se requiere el apoyo del 0,5 % del censo electoral en al menos 12 de los 23 estados del país.