•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La oposición venezolana recolecta este sábado firmas para reinscribir a sus dos principales partidos ante el poder electoral, intentando recuperar terreno para las presidenciales luego de que la máxima corte excluyera de la carrera a la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Pequeñas filas se formaron en varios centros de recolección de rúbricas para validar a Primero Justicia y Acción Democrática. En uno de los puestos, en el este de Caracas, Clemente Moreno, dijo a la AFP acudir "para consolidar el poder del voto".

"Solo con el voto podemos salir de esta barbarie", manifestó.

La oposición, dividida y con sus líderes principales -Leopoldo López y Henrique Carpriles- inhabilitados para participar en los comicios, no logra decidir cómo encarará las presidenciales. Foto: Archivo/END

La oficialista Asamblea Constituyente, que rige el país con poderes absolutos, adelantó para antes del 30 de abril las elecciones presidenciales, en las que Nicolás Maduro aspirará a la reelección.

"Son unas elecciones repentinas inventadas por el gobierno, porque temen que la situación económica, que ya es terrible, siga empeorando", dijo el líder de Acción Democrática, Henry Ramos Allup -quien ha expresado aspiraciones presidenciales-, mientras animaba a la militancia a acudir a firmar.

La Constituyente ordenó la reinscripción de varios partidos de la oposición que se marginaron de las votaciones de alcaldes del pasado diciembre, argumentando fraude en la elección de gobernadores de octubre. En ambas votaciones arrasó el chavismo.

La oposición, dividida y con sus líderes principales -Leopoldo López y Henrique Carpriles- inhabilitados para participar en los comicios, no logra decidir cómo encarará las presidenciales.

"Si fuera imposible realizar elecciones primarias estamos obligados a buscar un método que podría ser el consenso para determinar el candidato", sostuvo Allup, al insistir que "hay tiempo para hacer primarias".

- Presión internacional -

El pasado jueves, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ordenó excluir del proceso de reinscripción a la aliaza opositora MUD, lo que provocó fuertes críticas internacionales, entre ellas la del presidente de Francia, Emmanuel Macron.

El mandatario francés denunció una "deriva autoritaria inaceptable" del gobierno venezolano, mostrándose a favor de nuevas sanciones de la Unión Europea, que el lunes aprobó medidas contra siete funcionarios por "graves violaciones de los derechos humanos".

La cancillería venezolana rechazó "enérgicamente" este sábado los comentarios de Macron, que consideró "inaceptables".

También señaló a Francia de "pretender constituirse en una copia fiel del Gobierno supremacista de los Estados Unidos", que -agregó- busca "causar zozobra" y "atizar la conflictividad en el país".

Maduro declaró estar dispuesto a reelegirse nuevamente si su partido así lo quiere. Foto: Archivo/END

Tras las medidas de la UE, Venezuela declaró el jueves "persona non grata" al embajador de España en Caracas, Jesús Silva, por considerar que Madrid comete "continuas agresiones" contra el gobierno y alienta sanciones.

España, en reciprocidad, también declaró persona non grata al embajador venezolano en Madrid, Mario Isea.

Las medidas de la UE respaldan a las de Washington, que en agosto pasado impuso sanciones económicas, prohibiendo a sus ciudadanos o empresas mantener relaciones comerciales o financieras con Venezuela.

El gobierno socialista asegura que las sanciones han producido un "bloqueo financiero" contra Venezuela, que impide la importación de alimentos y medicinas al país.

La oposición acusa a Maduro de la debacle económica del país petrolero, que sufre hiperinflación y escasez de alimentos y medicinas. El Fondo Monetario Internacional prevé para 2018 una caída del 15% del PIB y una inflación de hasta 13.000%.

- Diálogo fracturado -

Tras iniciar en diciembre pasado un diálogo con el gobierno, la oposición esgrimió como tema central de las citas en República Dominicana garantías electorales, como un "CNE equilibrado" y observación internacional.

Pero sin que culminaran las negociaciones, la Constituyente adelantó los comicios presidenciales, que tradicionalmente se hacen en diciembre, lo que dejó el diálogo seriamente en duda.

Este sábado, la MUD confirmó su asistencia a la cuarta ronda de conversaciones el lunes en Santo Domingo para, según un comunicado, "exigir las garantías" que permitan "unas elecciones justas", "protestar por las últimas decisiones del gobierno y el avance de su visión totalitaria".

Pero sus divisiones se profundizan. Uno de sus principales negociadores, Luis Florido, de Voluntad Popular -el partido de López- dijo que no participará de la jornada por la convocatoria anticipada a las elecciones.

Analistas sostienen que la Constituyente adelantó las elecciones para aprovechar las fracturas por las que pasa la MUD.