•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Ricardo Ferro Pérez, presunto criminal y sobrino del fallecido capo Felipe de Jesús Pérez, alias el Ojos, murió hoy en un operativo de la Secretaría de Marina (Semar) en Ciudad de México, informó el alcalde capitalino, Miguel Ángel Mancera.

"Se logró tener una intervención efectiva en donde un probable responsable de nombre Ricardo Ferro Pérez, alias Peque o Richi, quien es presuntamente sobrino de Felipe Pérez, el Ojos, perdió la vida en el operativo", indico el jefe de Gobierno de la Ciudad de México en un corto mensaje a medios.

El operativo tuvo lugar en la madrugada de este sábado en la delegación (demarcación) de Tláhuac, en el sur de la ciudad, fruto de un trabajo de seguimiento del gabinete de investigación capitalino en coordinación con la Semar.

De esta manera, se dio seguimiento a las líneas de investigación en torno al llamado cártel de Tláhuac, señaló.

Mancera indicó que las pesquisas en torno a esta banda criminal continúan, por lo que no descartó futuros operativos.

El capo Felipe de Jesús Pérez

En un comunicado firmado en conjunto por la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía), la Semar y el Gobierno capitalino, se detalló que la muerte del presunto criminal tuvo lugar "en el intercambio de disparos" que inició cuando Ferro Pérez agredió con armas de fuego a los marinos.

"Los hechos ocurrieron cuando un presunto infractor de la ley se percató de la presencia de elementos navales, se dio a la fuga e ingresó a un domicilio desde el cual agredió con arma de fuego a elementos navales", apuntó el texto, que destacó que el fallecido era un presunto miembro de una organización con influencia en Tláhuac y otras demarcaciones.

"En el lugar se encontraron un arma larga de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas, droga a granel y maquinada para su venta; así como motocicletas que presuntamente eran utilizadas para la distribución de la droga, los cuales fueron puestos a disposición de las autoridades", señaló el comunicado.

El pasado julio murieron ocho narcotraficantes en un enfrentamiento con una patrulla de la Marina mexicana, entre ellos el Ojos.

El hecho, inusual en la Ciudad de México, puso en evidencia la presencia del crimen organizado en la capital mexicana, aunque el alcalde capitalino ha negado en repetidas veces las presencia del narcotráfico en la ciudad, y definió el cártel de Tláhuac como una banda criminal grande, pero no con las características de cártel.

El pasado 13 de enero las autoridades mexicanas detuvieron en la capital a Uriel Isaac "N", alias el Cochi, considerado sucesor del Ojos.