•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un grupo bipartidista de 48 legisladores de la Cámara de Representantes de EE.UU. presentará hoy una nueva propuesta para resolver el problema migratorio en el país, pese a que la Casa Blanca ya ha planteado su plan, mucho más conservador de lo que se debatía en los últimos meses en el Senado.

El grupo, con igual presencia de demócratas que de republicanos, pide que se incluya su esquema de seguridad fronteriza en el próximo acuerdo presupuestario a largo plazo que debe votar el Congreso, así como buscar un camino a la ciudadanía para los jóvenes indocumentados que llegaron siendo niños a EE.UU., conocidos como "soñadores".

El denominado "Caucus de los Solucionadores de Problemas" ha trabajado desde hace meses para encontrar una solución al programa DACA, impulsado por el expresidente Barack Obama y que protegía de la deportación a los "soñadores", una medida a la que el actual mandatario, Donald Trump, ha decidido poner fin este 5 de marzo.

La propuesta de los legisladores se asemeja a la oferta planteada por el conocido "Grupo de los Seis", tres senadores republicanos y tres senadores demócratas, cuyo planteamiento llegó a ser escuchado por Trump, pero finalmente fracasó por las presiones de los ultraconservadores dentro de la Casa Blanca.

En el acuerdo, los "soñadores" podrían obtener un camino hacia la ciudadanía de 10 a 12 años, siempre que no tengan antecedentes penales y hayan pagado impuestos.

En cuanto a la seguridad fronteriza, el proyecto de ley dotaría de 1.600 millones de dólares a la construcción del muro con México, y otros 1.100 millones a otras cuestiones de seguridad fronteriza como recursos tecnológicos.

Asimismo, también financiaría las carreteras de acceso fronterizo y el personal de guardia, además de autorizar un estudio sobre la adición de tarifas a actividades relacionadas con el cruce de la frontera, que luego se podría gastar en mayor seguridad.

Para responder a los otros dos "pilares" de lo que demanda la Casa Blanca, poner fin a la lotería de visas y reducir la reagrupación familiar, el proyecto eliminaría la lotería pero crearía una nueva visa basada en el mérito para países subrepresentados con requisitos de educación, trabajo e idioma.

Como la propuesta del "Grupo de los Seis", la otra mitad de las visas también se destinarían inicialmente a permitir que los destinatarios del Estatus de Protección Temporal (TPS) permanezcan en los EE.UU. después de que la Administración de Trump pusiese fin a esas protecciones.

El proyecto de ley evitaría que los padres que llevaron ilegalmente a sus hijos a Estados Unidos sean patrocinados para su permanencia por ellos una vez que se conviertan en ciudadanos, pero les otorgaría permisos de trabajo legales renovables de tres años para permanecer en el país, aunque sin acceso a la ciudadanía.

El Gobierno de Trump presentó la semana pasada su propia propuesta, que ofrecería un camino hacia la ciudadanía para casi 2 millones de inmigrantes indocumentados, pero contiene una serie de cambios radicales en materia migratoria duramente criticados por los demócratas y algunos republicanos moderados.