•  |
  •  |
  • AFP

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, pedirá que se derogue la exclusión de Cuba de este foro internacional, durante la Asamblea General de junio, anunció este viernes en Trinidad. "Mi primer planteamiento es que deroguemos la resolución del año 62 y eso se lo voy a pedir a la Asamblea General de la OEA" (Organización de Estados Americanos), sostuvo Insulza en Puerto España, donde se inaugura hoy la Quinta Cumbre de las Américas, con la presencia de 34 países de la región.

El fin del embargo contra Cuba y el progresivo restablecimiento de sus relaciones con Estados Unidos promete ser uno de los temas de esta reunión continental, pese a no estar en la agenda oficial del evento. "Siempre he dicho que lo primero que tenemos a hacer en la OEA, antes de hablar el tema con Cuba, es derogar la resolución del año 62 (...) y después conversamos", agregó Insulza.

La Asamblea General de la OEA debe reunirse a principios de junio en Honduras. Cuba, excluida de la OEA en 1962, estará ausente en la cumbre de Puerto España, que reunirá a 34 mandatarios del continente. La cuestión de Cuba no está presente en la declaración final de la cumbre de Trinidad, porque los organizadores no lo consideraron el foro apropiado para resolver este problema de más de cuatro décadas.

Sin embargo, países como Venezuela o Nicaragua consideran inadmisible que este tema haya sido obviado en el texto final. El presidente cubano Raúl Castro, opinó ayer en Venezuela que la OEA "debe desaparecer" y que no tiene interés en que su país se reintegre a esa instancia. De igual manera, los gobernantes de la Alternativa Boliviarana para las Américas (ALBA), que incluye a Nicaragua, Bolivia, Honduras, Cuba, Dominica y Venezuela, prometieron que exigirán el fin del embargo de Estados Unidos a Cuba.

Condena los hechos "gravísimos" en Bolivia
Asimismo, José Miguel Insulza, condenó los "gravísimos" hechos acontecidos en Bolivia, sobre los presuntos atentados terroristas contra el presidente Evo Morales, a quien expresó su "solidaridad". "Me parecen gravísimos. Hay evidencias claras de que ha existido un grupo que intentaba atentados terroristas en Bolivia en contra del presidente (Morales) (...) y otras acciones para conducir a la desestabilización del gobierno", expresó Insulza, luego de conocer de los sucesos por parte del canciller boliviano David Choquehuanca.

Insulza y Choquehuanca se reunieron durante 15 minutos, en Puerto España, donde este viernes se inaugura la Quinta Cumbre de las Américas, que contará con la presencia de los jefes de Estado y de gobierno de los 34 países miembros de la OEA. "Hemos presentado toda nuestra solidaridad. Quería dar una declaración condenando muy decididamente este tipo de acciones y espero que la Cumbre sepa de ellas", agregó Insulza.

Por su parte, Choquehuanca vinculó a la oposición boliviana con los "planes de magnicidio" y de "generar inestabilidad en Bolivia". "Teníamos información de que estaban organizando acciones para generar un clima de inestabilizad y atentar contra la vida del presidente y miembros del Poder Ejecutivo", manifestó el canciller.

Morales denunció el jueves en Venezuela que un grupo de mercenarios extranjeros pretendía atentar contra su vida y la del vicepresidente Álvaro García Linera. Según fuentes gubernamentales, la policía boliviana mató en un enfrentamiento a tres personas de distintas nacionalidades y detuvo a otras dos, presuntamente vinculadas con los hechos y a quienes acusó de haber planeado el asesinato de Morales, García y del prefecto opositor de Santa Cruz (este), Rubén Costas.