•   Kabul, Afganistán  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los responsables afganos han entregado a sus pares paquistaníes "pruebas" que demuestran que los recientes atentados mortíferos perpetrados en Afganistán fueron preparados en Pakistán, citando en particular a las Madrasas (escuelas coránicas) y universidades sospechosas, afirmó este jueves el ministro del Interior afgano, Wais Ahmad Barmak.

El gobierno y el presidente afgano se encuentran bajo presión tras cuatro sangrientos ataques en diez días, tres de ellos en Kabul, que han provocado 150 muertos y 250 heridos.

El gobierno y el presidente afgano se encuentran bajo presión tras cuatro sangrientos ataques en diez días. Foto: AFP/END

Una delegación dirigida por el ministro del Interior y el director de la inteligencia afgana (NDS) Mohamad Masom Stanekzai se trasladó el miércoles a Pakistán para entrevistarse con el primer ministro, Shahid Jaqan Abasi, responsables militares y el director del ISI, servicio de inteligencia militar paquistaní, acusados de mantener estrechos vínculos con los talibanes afganos y la red insurgente Haqqani, que despende de éstos.

Según Barmak, "las informaciones reunidas demuestran que los ataques han sido planificados en la región de Chaman" en Baluchistán (suroeste de Pakistán), donde los "talibanes disponen de centros de entrenamiento".

"Además hay mezquitas y madrasas en Pakistán. Hemos compartido pruebas con ellos (los responsables paquistaníes) y, en cada ocasión les hemos preguntado qué piensan hacer" al respecto, continuó el ministro.

Según Barmak, las informaciones reunidas demuestran que los ataques han sido planificados en la región de Chaman. Foto: Archivo/END

El jefe del NDS también mencionó una "lista de nombres entregada a Pakistán, con carácter confidencial, para no entorpecer la investigación" de personas sospechosas.

"Está claro que los atentados cometidos en Afganistán son decididos y preparados del otro lado de la frontera, donde la comunidad internacional sabe que los insurgentes disponen de bases seguras", agregó Stanekzai.