•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Desde que asumió el poder en abril de 2013, Nicolás Maduro, declarado este viernes oficialmente candidato del chavismo para buscar la reelección, ha gobernado un país sumido en una de las peores crisis políticas y económicas de su historia.

He aquí los momentos claves de su mandato:

 2013: Presidencia impugnada 

El socialista Hugo Chávez, presidente desde 1999 y fundador de la "revolución bolivariana", muere de cáncer el 5 de marzo de 2013.

Maduro, ungido por Chávez antes de morir como su sustituto, gana las presidenciales el 14 de abril con 50,62% de votos, apenas 1,5 puntos arriba del opositor Henrique Capriles, quien impugnó, sin éxito, el escrutinio.

En noviembre, el Parlamento de mayoría oficialista le da a Maduro poderes especiales para gobernar por decreto, que luego le son renovados.

 2014: El primer desafío 

En 2014, Maduro enfrenta una ola de manifestaciones que exigen su salida del poder, con saldo de 43 muertos.

El líder opositor Leopoldo López es detenido y luego condenado a casi 14 años prisión, acusado de llamar a la violencia en esas protestas. En 2017 quedó bajo arresto domiciliario.

Los precios del petróleo, que generan el 96% de las divisas, cayeron a menos de la mitad, provocando una fuerte escasez de alimentos y medicinas.

 2015: La mayor derrota del chavismo 

El 20 de febrero de 2015, el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, acusado de conspirar contra el gobierno, es encarcelado. Pocos meses después pasa a arresto domiciliario y en 2017 huye a España.

En marzo, Washington impone las primeras sanciones contra funcionarios venezolanos a los que acusa de violación de derechos humanos.

En diciembre, en medio de un agravamiento de la crisis económica, la oposición asesta al chavismo la mayor derrota electoral de su historia, al ganar la mayoría calificada del Parlamento.

 2016: Un referendo frustrado 

Apenas la oposición asumió su control en enero, el Parlamento fue declarado en desacato por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y sus decisiones anuladas.

Durante casi todo 2016, la oposición intentó revocar el mandato de Maduro -de seis años- a través de un referendo, y organizó manifestaciones para exigirlo.

Pero el poder electoral y la justicia -acusados por la oposición de servir a Maduro- lo frenaron, argumentado que hubo fraude en la recolección de firmas para solicitarlo.

 2017: Protestas y Constituyente 

En marzo, el TSJ se atribuye facultades del Parlamento y el 1 de abril estallan protestas que duraron cuatro meses y dejaron unos 125 muertos. La fiscal general Luisa Ortega denunció una ruptura del orden constitucional y devino en enemiga de Maduro. Meses después abandonó el país denunciando "persecución".

El oficialismo llamó a la elección de una Asamblea Constituyente el 30 de julio, poniendo fin a las protestas. La oposición boicoteó los comicios. Integrado sólo por oficialistas, ese órgano comenzó a regir el país con poderes absolutos, y es desconocido por parte de la comunidad internacional.

Estados Unidos aprueba sanciones económicas contra Venezuela y la petrolera estatal PDVSA, declarados luego en default.

El chavismo arrasa en las elecciones de gobernadores de octubre y en las municipales de diciembre. La oposición denunció procesos fraudulentos.

 2018: Elecciones anticipadas 

El 23 de enero, la Constituyente convocó a elecciones presidenciales adelantadas para antes del 30 de abril, lo que encuentra a la oposición dividida y debilitada.

Una semana después, Maduro es proclamado oficialmente candidato.

La oposición y el gobierno negocian en República Dominicana una salida a la crisis, aún sin acuerdo. La MUD pide atrasar los comicios y garantías electorales.