•   México  |
  •  |
  •  |

El canciller mexicano, Luis Videgaray, aseguró ayer que tras reunirse con sus homólogos de Estados Unidos y Canadá confirmaron su “preocupación” por Venezuela y afirmó que no pueden “permanecer indiferentes ante el deterioro sistemático de la situación” en ese país.

“Hemos confirmado nuestra preocupación y nuestra voluntad de seguir utilizando todos los instrumentos diplomáticos a nuestro alcance para contribuir a restablecer la democracia en Venezuela”, dijo Videgaray en una comparecencia junto al secretario de Estado Rex Tillerson, y la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá Chrystia Freeland.

Videgaray destacó que aunque México decidió retirarse de las conversaciones en República Dominicana entre el Gobierno y la oposición venezolana, siguen teniendo una participación activa en favor de una solución pacífica”.

En respuesta a una pregunta sobre si Estados Unidos apoyaría una intervención militar en Venezuela, Tillerson destacó que lo que debe de hacer el presidente venezolano Nicolás Maduro es respetar la Constitución.

“Nos gustaría una transición pacífica en Venezuela (...) Nuestro punto de vista es que debe volver a cumplir la Constitución, esperamos que lo haga y trabajamos para que lo haga”, agregó.

Videgaray, por su parte, dijo que “en ningún caso respaldaría ninguna opción que implique el uso de la violencia interna o externa” en Venezuela.

Por su parte, la ministra canadiense indicó que “el régimen de Maduro viola derechos humanos de su pueblo. Los tres estamos de acuerdo en que hay que restaurar democracia y evitar sufrimiento de los venezolanos”.

Los tres cancilleres dedicaron también sus conversaciones a repasar la marcha de las negociaciones de revisión del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica sin que adelantaran unos plazos para su finalización.

Venezuela : EE. UU. incita al golpe

Venezuela acusó ayer a Estados Unidos de “incitar” un “golpe militar” en el país para que se dé un “cambio violento” de Gobierno, unas “amenazas” que calificó de “graves” y que aseguró que forman parte de “una estrategia de agresión integral” de Washington contra Caracas.

“Venezuela denuncia ante el mundo que (...) el Secretario de Estado Rex Tillerson, ha hecho pública la intención de su gobierno de provocar un cambio violento del presidente constitucional de Venezuela, incitando un golpe militar”, señaló la Cancillería en un comunicado difundido por el ministro de Exteriores Jorge Arreaza en su cuenta de Twitter.

Venezuela responde así a unas supuestas declaraciones que ofreció Tillerson ayer en las que habló de la posibilidad de una sublevación militar en el país caribeño como forma de cambio de gobierno, afirmaciones que no han sido confirmadas por Washington.

Según el comunicado de la Cancillería venezolana, desde EE. UU. se “confiesa” de esta forma las “intenciones de agresión, contrarias a los más elementales principios del Derecho Internacional Público que rigen las relaciones entre las naciones civilizadas”.