•   Kabul, Afganistán  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los Gobiernos afgano y paquistaní oficializaron hoy durante una reunión en Kabul el lanzamiento del Plan de Acción de Afganistán y Pakistán por la Paz y la Solidaridad (APAPPS, por sus siglas en inglés), que busca, entre otros objetivos, combatir el terrorismo y alcanzar la paz en la región.

"Un plan de acción conjunto para colaborar en las áreas de contraterrorismo y reducción de la violencia, paz y reconciliación, repatriación de refugiados y desarrollo económico", según informaron en un comunicado conjunto los Gobiernos de Afganistán y Pakistán.

La reunión en Kabul estuvo encabezada por la secretaria de Asuntos Exteriores paquistaní, Tehmina Janjua, y el viceministro de Exteriores afgano, Khalil Karzai, y tuvo lugar días después de que se mantuviera otro encuentro bilateral en Islamabad.

En la reunión en Pakistán la delegación afgana compartió "evidencias y documentos" sobre los supuestos vínculos entre los recientes atentados en Kabul, que dejaron alrededor de 120 muertos, y terroristas con base en territorio paquistaní.

 

Los dos atentados, perpetrados durante las dos últimas semanas, fueron reivindicados por los talibanes. Un portavoz del Ministerio afgano de Exteriores, Ahmad Shakib Mustaghni, explicó a Efe que durante la reunión de hoy volvieron a tratarse esos atentados y la delegación paquistaní ofreció "una investigación conjunta sobre los recientes ataques terroristas".

"El Gobierno de Afganistán dio la bienvenida" a la propuesta de colaborar en la investigación, reveló el portavoz.

La próxima reunión se celebrará los días 9 y 10 de febrero en Islamabad, anunciaron los dos países en el comunicado conjunto. Washington y Kabul han denunciado durante años que la red Haqqani, una de las principales facciones dentro de los talibanes, se refugia en territorio paquistaní, algo que Islamabad ha negado reiteradamente.

Estados Unidos suspendió el 4 de enero el programa de Fondos de Apoyo a la Coalición en Pakistán, que asciende a 900 millones de dólares, hasta que adopte "medidas decisivas" contra grupos como los Haqqani, después de que el presidente, Donald Trump, acusara a Islamabad de "dar refugio a terroristas".