•   Quito, Ecuador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La vicepresidenta de Ecuador, María Alejandra Vicuña, puntualizó que la consulta popular y referéndum que se desarrolla hoy en el país andino es el resultado de un proceso de diálogo impulsado por el jefe de Estado, Lenín Moreno, en el poder desde el pasado 24 de mayo.

Tras sufragar en la ciudad costera de Guayaquil (suroeste), Vicuña subrayó en declaraciones a la prensa que las tesis que figuran en la papeleta de votación no son gubernamentales sino que responden a un diálogo nacional.

"Son las tesis de los distintos sectores, de los gremios, de los colectivos de los movimientos sociales y políticos que han participado de forma amplia en el diálogo", comentó la vicepresidenta.

Lenin Moreno

Añadió que la administración de Moreno, a la que llamó "el Gobierno de todos", estará pendiente de implementar el mandato popular en las urnas.

La vicepresidenta dijo que el Gobierno es un convencido de seguir profundizando el proceso de diálogo. Al proceso electoral están convocados poco más de trece millones de ecuatorianos en las 24 provincias del país, así como en las circunscripciones del exterior, donde están llamados 400,000 electores.

En las urnas se responde a siete cuestiones vinculadas con la lucha contra la corrupción, la anulación de las reelección indefinida, la posible derogación del Consejo de Participación Ciudadana, la lucha contra la pederastia y la imposición de restricciones a la minería descontrolada.

Estas cinco forman parte del paquete del referendo, e implican de hecho una reforma constitucional, en tanto que las dos últimas (la anulación de la ley de plusvalía y la reducción del área de explotación petrolera en el Parque Natural del Yasuní) suponen la modificación de normas de rango inferior.