•   Ecuador  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los ecuatorianos aprobaron con un 64% de los votos suprimir la reelección indefinida en el referendo de ayer, convocado por el presidente Lenín Moreno para cerrar el paso al poder a su exaliado y antecesor Rafael Correa.

Según el conteo rápido del Consejo Nacional Electoral, los electores también aprobaron, con un 63% de los sufragios, reestructurar el órgano creado por el exgobernante de izquierda para nombrar autoridades de control, lo que en la práctica supone una “descorreización” total del Estado.

Minutos después de conocerse estos resultados preliminares, el presidente, convertido en principal enemigo de Correa, celebró desde el Palacio de Carondelet la “clara y contundente victoria que ha tenido el Sí” en las siete preguntas del referendo.

“La confrontación quedó atrás, es hora de volver a abrazarnos”, expresó Moreno, quien sostiene que la consulta servirá para “profundizar la democracia”.

Por su parte, Correa, que pierde la opción de regresar al poder en las presidenciales de 2021, felicitó sin embargo en un tuit a sus militantes, alegando que “ningún movimiento por sí solo puede lograr el 36% alcanzado, peor en tan poco tiempo y en lucha tan desigual”.El expresidente de Ecuador Rafael Correa (c), uno de los mayores opositores a la consulta, saluda a sus simpatizantes luego de conocer los resultados

“La lucha continúa. No podemos aceptar en un Estado de Derecho, tamaño rompimiento constitucional. ¡Hasta la victoria siempre!”, agregó el exmandatario.

Los votantes también aprobaron por amplia mayoría derogar la ley aprobada por Correa para limitar la ganancia inmobiliaria e inhabilitar a los políticos condenados por corrupción.

Correa, que alega “persecución y hostigamiento” en su contra, acusa a Moreno de querer utilizar esta pregunta del referendo para inhabilitarle por la vía judicial.

El exmandatario está llamado por la Fiscalía a declarar el lunes por presuntas irregularidades en una millonaria venta de petróleo a China y Tailandia durante su administración.El presidente de Ecuador, Lenín Moreno (d), junto al vicepresidenta Maria Alejandra Vicuña (i), celebra mientras ofrece un discurso desde el palacio presidencial de Carondelet.

Correa viene advirtiendo desde hace semanas que no descarta promover una Asamblea Constituyente con plenos poderes para eventualmente destituir a Moreno y redactar una nueva Carta Magna.

“Los que conocemos la historia ecuatoriana sabemos que la situación puede cambiar totalmente en dos meses”, dijo en una entrevista este domingo antes de conocerse los resultados.

Estos resultados preliminares están basados en una muestra de 780,000 votos, sobre los más de 13 millones votantes. Los resultados definitivos no se esperan hasta cerca de la medianoche.

Moreno se convirtió tras llegar a la Presidencia en mayo pasado en un feroz crítico de su antecesor, líder del “Socialismo del siglo XXI”, al que acusa de haber derrochado la renta petrolera y de haber liderado un gobierno corrupto.

El presidente convocó este referendo de siete preguntas, en una clara invitación a entrar en la era del postcorreísmo.

Además de la pregunta para suprimir la reelección indefinida aprobada a instancias de Correa en 2015, Moreno propone reestructurar el órgano creado por el exgobernante para nombrar autoridades de control, lo que en la práctica supondría una “descorreización” total del Estado.

Situación cambiante

Correa, quien está en el puerto de Guayaquil (suroeste), dijo a la prensa al cierre de las urnas que “los que conocemos la historia ecuatoriana sabemos que la situación puede cambiar totalmente en dos meses”.