•   Santo Domingo, República Dominicana  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno de Venezuela y la oposición reanudarán este martes en Santo Domingo un diálogo en el que negocian la fecha y las garantías para las elecciones presidenciales adelantadas por el oficialismo.

"Hemos recibido confirmación de ambas partes para iniciar a tempranas horas de la tarde del día de hoy (martes) las negociaciones", informó la cancillería dominicana en un comunicado.

El ministro venezolano de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez (Der.), brinda una conferencia de prensa junto a la presidenta de la Asamblea Constituyente venezolana, Delcy Rodríguez (izq.). Foto: AFP/END

La reunión, convocada para la eventual firma de un acuerdo, estaba prevista para el lunes, pero fue suspendida porque ni la delegación del gobierno ni la de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) viajaron a República Dominicana, sin dar explicaciones.

La cita está ligada a las deliberaciones del Consejo Nacional Electoral (CNE) -acusado por la MUD de servir al gobierno-, que el lunes entró en sesión "permanente" para definir la fecha de los comicios, en los que el presidente Nicolás Maduro buscará la reelección.

Hace dos semanas, la oficialista Asamblea Constituyente adelantó las elecciones para antes del 30 de abril. Foto: Archivo/END

Hace dos semanas, la oficialista Asamblea Constituyente adelantó las elecciones -que tradicionalmente se celebran en diciembre- para antes del 30 de abril, según analistas con el fin de aprovechar la crisis de credibilidad y fracturas en la MUD.

El expresidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero -facilitador del diálogo- se reunió el lunes en Caracas por separado con Maduro y los representantes de la MUD para tratar de acercar posiciones.

Una fuente cercana a la negociación informó a la AFP en Caracas que la oposición busca que la elección no se realice antes del 22 de abril, mientras el gobierno pretende apurar la fecha.

La negociación, que inició el pasado 1 de diciembre en República Dominicana, busca una salida a la grave crisis política y socieconómica del país petrolero.